María Teresa de Borbón o «la princesa roja»

Este jueves se conocía la muerte de María Teresa de Borbón-Parma, en París. A sus 86 años, la conocida como «princesa roja», murió a causa del coronavirus.

La noticia fue comunicada por su hermano, Sixto Enrique de Borbón, a través de su cuenta personal de Facebook:

Don Sixto Enrique de Borbón comunica que en la tarde de este jueves 26 de marzo de 2020 ha fallecido en París, a los ochenta y seis años de edad, su hermana María Teresa de Borbón Parma y Borbón Busset, víctima del coronavirus COVID-19. Don Sixto Enrique se encuentra muy apenado y ruega oraciones por el eterno descanso de su hermana. Mañana viernes en Madrid oficiará un funeral el Rvdo. y Excmo. Sr. D. José Ramón García Gallardo, oficial de la Orden de la Legitimidad Proscrita”.

FAMILIA CARLISTA 

María Teresa de Borbón pertenece a una de las familias que han marcado la historia de la monarquía española. Desciende de Carlos III y aunque se le conoce como prima del actual rey Felipe VI, su parentesco es más bien lejano.

Como anuncia su hermano en el comunicado, María Teresa era hija de Magdalena de Borbón Busset y del infante Francisco Javier de Borbón y Braganza, Príncipe de Parma y Plasencia, quien luchó por su derecho a la herencia legítima de la corona española por su vinculación con el carlismo.

Lo cierto es que, más que a la española, la princesa estaba más estrechamente relacionada con la familia real holandesa, ya que uno de sus hermanos, Carlos Hugo de Borbón-Parma, quien se postuló como  se casó con la princesa Irene de los Países Bajos.

Durante la dictarura franquista, el carlismo estaba bajo la dirección de Carlos Hugo en España y abrió una lucha por la titularidad de la Corona española, que disputaba contra Juan Carlos de Borbón y Borbón. En un principio, la vertiente carlista había apoyado al régimen franquista, sin embargo, más tarde y a la cabeza de Víctor Hugo, el carlismo tomó un talante más democrático. Su hermano, Sixto, sigue perteneciendo a la vertiente más tradicionalista.

CULTURA Y DOCENCIA

A pesar de que ha seguido extendiendo el legado familiar, como ella dejó ver en una entrevista en Escaparate:

“El patriotismo debe ser el amor a todos los pueblos que configuran España. Los carlistas somos federalistas: la evolución del Carlismo, siempre fiel a su origen, ha sido esta idea de izquierda de reivindicación de los derechos del pueblo a través de una triple autogestión: cultural, territorial y económica. O algo que se acercase para que la futura democracia no fuese meramente liberal y que tuviese un eco mucho más popular, mucho más auténtico”

La historia encauzó a esta familia por otros derroteros, lejos de la Corona española.

María Teresa siempre estuvo a caballo entre la capital parisina y Madrid. Se licenció en Ciencias Políticas por La Sorbona y ejerció como profesora de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid, donde defendió y expuso una evolución ideológica del carlismo.

A propósito de su apodo, «la princesa roja», es el título que utilizó el historiador Josep Carles Clemente en una biografía sobre ella en 2002. En sus páginas, Clemente hace uso de este sobrenombre, ya que entre sus actitudes, destacaba «su vehemente defensa de los más necesitados y de la democracia«.

PAPEL DE LA MUJER

Cristiana, socialista y progresista, así era María Teresa, quien, además de ser una gran especialista en el Islam, siempre supo dónde estaba la posición de la mujer. “La mujer está, de algún modo, más ligada todavía que el hombre a la cultura de la vida. Debe ser la protagonista en la lucha contra las armas, la droga, la intolerancia, contra la discriminación. Precisamente, porque la ha sufrido. Debe tener una mayor actitud beligerante”, así lo afirmaba en una entrevista dada al diario El País en 1997.