Los sanitarios latinoamericanos cruzan fronteras

Escasea el material sanitario y el personal humano de los hospitales se encuentran desbordado. Esta es la realidad de España en las últimas semanas, donde ya se han registrado más de 60.000 casos de coronavirus.

Además, al estar expuestos en primera línea, miles de sanitarios han tenido que dejar de trabajar por contraer la enfermedad o presentar síntomas.

El Ministerio de Sanidad se ha visto obligado a incorporar a más profesionales sanitarios al campo de batalla, entre ellos, residentes MIR, médicos y enfermeros que estaban retirados o no tienen licencia e, incluso, estudiantes que no han terminado la carrera y cursan su sexto y último año.

SANITARIOS EXTRANJEROS

El Gobierno también ha pedido ayuda a todos los profesionales sanitarios extranjeros, médicos y enfermeros, que residan en España. Para ello, se agilizarán los trámites para que alrededor de 200 profesionales de este sector tengan la autorización correspondiente que les permita ejercer e incorporarse al Sistema Nacional de Salud (SNS).

ESPECIALISTAS CUBANOS POR EL MUNDO

Durante estos días, Italia está siendo el país más afectado e, incluso, ya ha superado el número de fallecidos de China por el Covid-19. Sus hospitales, como en España, permanecen colapsados y los profesionales sanitarios no dan a basto. Por ello, ha sido el primer país en recibir la ayuda de Cuba, quien ha mandado 52 profesionales sanitarios procedentes de La Habana a la zona más afectada del país, Lombardía.

Según el propio país, estos expertos está preparado para asumir los riesgos de esta pandemia, ya que en otras ocasiones ha tenido que hacerle frente a otros desafíos, como la epidemia del ébola, y ha colaborado en numerosos países.

Aunque es la primera vez que Cuba presta este tipo de ayuda a países desarrollados, lo cierto es que muchos sanitarios de este país prestan su ayuda a combatir el coronavirus en otras zonas de América Latina, como Granada, Nicaragua o Venezuela.

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, todavía no ha solicitado ayuda, pero la sanidad cubana también se ha puesto a su servicio.

EL MAYOR INGRESO EN EL PAÍS

La venta de servicios médicos del país caribeño es uno de los motores de la economía en el país, superando los ingresos producidos por el turismo, que va en aumento. Según las cifras oficiales, en 2018, el país percibió alrededor de 6.300 millones de dólares por la exportación de este tipo de servicios.

Brigadas de sanitarios cubanos han cruzado fronteras para llegar a países vecinos, como Venezuela, pero también a otros de Centroamérica, África y Asia.

MÉDICOS VENEZOLANOS EN ESPAÑA

Desde que se desató la crisis sanitaria, los médicos venezolanos que viven en España no han dudado en ofrecer sus servicios.

Según los datos de ONG Refugiados sin Fronteras, en nuestro país residen casi 5.000 médicos venezolanos, aunque la mitad no tiene el título convalidado.

A mediados del mes de marzo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, autorizó «carácter excepcional transitorio» la contratación de lincenciados en el sector sanitario que «hayan aprobado las pruebas de médicos o que hayan obtenido el título de especialidad en otro país pero que no está homologado aún».

En España, existen una organización de médicos venezolanos, la Asociación de Médicos Venezolanos en España (AMEVESP) que ha decidido sumarse a la lucha con el lema «España, estamos contigo».