La utilidad de los ‘coronabonos’

El coronavirus ha puesto a la economía del mundo en una situación de vulnerabilidad extrema.

En Europa, el escenario es cada vez más oscuro y preocupante. El COVID-19 ha desatado una catástrofe económica que no tiene parangón y varios gobiernos han manifestado a la Unión Europa la necesidad de emitir instrumentos de deuda común europea.

Esta propuesta está liderada por España, Italia y Francia, los tres países más afectados por el coronavirus en la eurozona.

Lo que piden estos países es que se emitan los llamados coronabonos, una palabra que, ahora, con el auge del coronavirus, está más en uso que nunca.

¿QUÉ SON LOS CORONABONOS? 

Los coronabonos, una extensión inaudita de los eurobonos, son títulos deuda común europea que permiten compartir los pagos y también los riesgos de todos los países bajo el amparo y protección de la Unión Europea (UE).

El encargado de emitir estos coronabonos sería el Banco Central Europeo (BCE), que le daría a esta deuda de los países europeos una mayor garantía que la deuda soberana de cada país, ya que la responsabilidad del pago estaría compartida.

Con los coronabonos, los países de la UE podrían acceder a la liquidez que necesitasen para hacer frente a las inclemencias económicas a las que tendrán que hacer frente.

¿PARA QUÉ SIRVEN?

Los coronabonos están concebidos para, por un lado, evitar una catástrofe económica en ciertos países de la eurozona y por otro, para facilitar la financiación de los estímulos multimillonarios que las capitales más afectadas por el coronavirus están inyectando en sus economías en los últimos días.

Es decir, la emisión de los coronabonos tiene como objetivo que los países europeos puedan sobrevivir a la crisis económica provocada por el COVID-19. 

Otro motivo por el que se pide la emisión de los coronabonos es para que otros países, dentro y fuera de la zona euro, no desconfíen de la capacidad económica de los países que se han visto afectados por el coronavirus, y por lo tanto, puedan demostrar una solvencia económica acorde a las peticiones y acuerdos que puedan tramitarse.

¿POR QUÉ CORONABONOS Y NO EUROBONO?

En este caso, debido a la excepcionalidad de la situación, no reciben el nombre de eurobonos porque los coronabonos están pensados para ser emitidos una sola vez.

Al ser unos títulos emitidos por la pandemia del coronavirus, se considerarán bonos de deuda limitada, es decir, con un tiempo de uso con un principio y un fin muy bien delimitados.

PAÍSES A FAVOR Y EN CONTRA

Los países que ya han pedido a Bruselas los coronabonos en una carta firmada son España, Francia, Italia, Bélgica, Grecia, Irlanda, Luxemburgo, Portugal y Eslovenia.

Mientras que los países que se han mostrado reacios a formar parte de esta petición por parte de algunos países de la UE son Alemania, Países Bajos y Países Nórdicos.

¿CÓMO SE REPARTIRÁ EL DINERO?

La división económica dependerá de las necesidades de cada país, aunque esto todavía no ha sido confirmado por el BCE. Sin embargo, para poder saber cómo se hará la repartición de las cuantías económicas habrá que esperar a un acuerdo, puesto que España e Italia han abandonado – momentáneamente – las negociaciones ante la negativa de Alemania a la puesta en marcha de los coronabonos.