Plan Marshall: ¿la salvación de Europa?

El brote de coronavirus en España no solamente ha dejado a su paso más de 4.000 fallecidos, y más de 56.000 contagiados, sino que además se ha llevado por delante a toda la economía del territorio nacional. 

El patógeno chino ha puesto en jaque el poder monetario nacional, y también el de toda la Unión Europea, teniendo el Fondo Monetario Internacional (FMI) que realizar una histórica inyección económica valorada en 750.000 millones de euros. 

Durante estas dos semanas en la que Europa trabaja sin descanso para frenar la propagación del COVID-19, muchos dirigentes – incluido Pedro Sánchez – ha lanzado a la Unión Europea (UE) una petición: poner en marcha un nuevo plan Marshall que salte al rescate de la economía de la zona euro.

En su última comparecencia, el Presidente del Gobierno de España, hacía referencia a la necesidad de impulsar en España un “gran Plan Marshall” para reactivar la economía del país.

 

Hasta que Sánchez mencionó el Plan Marshall, muchos desconocían en qué consiste este plan, cuál es su objetivo y por qué se pide que se establezca uno tanto en España como en Europa. 

¿Es el Plan Marshall la salvación de la economía en Europa?

QUÉ ES UN PLAN MARSHALL

La historia del Plan Marshall se remonta al año 1948. Fue entre esta fecha y 1952 cuando los Estados Unidos, con el entonces secretario de Estado de los , George Marshall, pusieron en marcha una iniciativa económica para ayudar a los países europeos a recuperarse social y económicamente de los efectos devastadores provocados por la Segunda Guerra Mundial.

Esta inyección económica promovida por EEUU estaba valorada en 12.000 millones de dólares, y la totalidad de esta cantidad fue repartida entre los países afectados, en función de las necesidades e impacto de la guerra en cada uno de ellos.

Londres, Francia y Alemania fueron los países que más sufrieron los efectos del histórico conflicto bélico, y por ello, fueron estos tres países los que más ayudas recibieron.

El plan Marshall, conocido también como Programa Europeo de Recuperación, tenía también otro objetivo que compartía protagonismo con el respiro económico de la zona euro. Este objetivo era plantarle cara al comunismo.

El propio Marshall definió este plan de recuperación económica como “un plan cuyo objetivo es el de romper el círculo vicioso y restaurar la confianza de los europeos en el futuro económico de sus países”.

POR QUÉ LO PIDE SÁNCHEZ

En el caso de España, debido al grave impacto económico que ha provocado el confinamiento de la ciudadanía y la apertura exclusiva de comercios y centros sanitarios, Pedro Sánchez ha abogado por proponerle a la comunidad europea la creación de un nuevo plan Marshall que permita conseguir un efecto parecido al que tuvo el original en 1948. 

De esta manera, España podría equilibrar las pérdidas económicas gracias a las ayudas fomentadas por el real decreto anunciado y aprobado por el Gobierno y gracias también a esta posible inyección económica que saldría por parte de la Unión Europea.

Si se sigue el modelo del plan promovido por los Estados Unidos, en función de los daños provocados por el coronavirus en Europa, serían España e Italia los dos países que mayor ayuda económica percibirían a razón de las cifras provocadas por el virus chino.