Nueva Zelanda y Australia también se cierran

Nueva Zelanda se enfrenta a la mayor restricción de movimientos de los neozelandeses en la historia moderna. Tras registrar 112 casos de infectados por el covid-19, pasará del nivel 3 al nivel 4 de alerta en las próximas 48 horas. Pero, ¿qué implicaciones tiene?

El gobierno ha enviado un comunicado en el que se anuncia «el cierre de las escuelas y de todas las instalaciones educativas, excepto para los hijos de trabajadores esenciales como el personal de Salud. Estarán completamente cerradas junto con los negocios, excepto los servicios esenciales, como supermercados, farmacias, clínicas y servicios públicos. El desplazamiento estará severamente restringido y solo para servicios esenciales». Además, se espera que este nivel de alerta continúe activo durante al menos 4 semanas.

 

Australia no exige el aislamiento de las familias

 

Por su parte, en Australia las restricciones son menos estrictas, a pesar de contar con 1.600 personas afectadas y 7 muertos. El gobierno ha anunciado el cierre de todos los locales de reunión, entretenimiento, práctica de deportes y de culto y mantiene abiertos los supermercados, las guarderías y las escuelas.

«Los australianos estarán viviendo con este virus, según nos han dicho, por al menos seis meses. Puede ser más. No se puede cerrar tres o cuatro semanas para que todo pase. No hay solución a corto plazo» afirmó el primer ministro australianos, Scott Morrison, en el Parlamento de Camberra.

Tanto Australia como Nueva Zelanda han prohibido la llegada de turistas extranjeros como medida para frenar la expansión del virus.