Recomendaciones para cuidar a tus mascotas durante el estado de emergencia

Lo más importante es recordar que no existe evidencia científica alguna de que los animales domésticos padezcan ni puedan transmitir el COVID-19.

Se recomienda lavarse las manos después de tocar al animal y evitar contacto con ojos, nariz y boca. Además, al llegar a casa tras salir a la calle se aconseja limpiar con gel desinfectante las almohadillas y la cola del animal por prevención.

Si se padece coronavirus se recomienda dejar el cuidado de las mascotas a otra persona, cuando sea posible y cambiar los utensilios del animal (evitar usar los de persona positiva).

Si no es posible dejar el animal con otra persona, es necesario extremar las medidas de higiene; limpieza de manos, uso de mascarilla en presencia del animal y evitar el contacto con el mismo; en la medida de lo posible.

Asimismo, está permitido salir del domicilio con el fin de sacar a pasear a los perros pero siguiendo algunas recomendaciones: paseos cortos (el tiempo necesario para cubrir las necesidades fisiológicas del animal), evitar el contacto con otros animales y/o personas, botella de agua con detergente para limpiar la orina y bolsas para las heces y priorizar horarios de menor afluencia.

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado podrán solicitar identificación de los animales para evitar el mercado ilegal de  “alquiler de perros”, una actividad que favorece de forma grave la propagación del virus.

Las clínicas veterinarias, como centros sanitarios, permanecen abiertas, por lo que se aconseja seguir las medidas de autorregulación establecidas por los colegios de veterinarios, atendiendo únicamente con cita previa con el fin de evitar aglomeraciones y sólo se atenderán consultas que no puedan ser pospuestas por la naturaleza de las mismas.