Los bulos, como la pandemia, en aumento

En la rueda de prensa ya diaria sobre la actualización de datos de la crisis del coronavirus en nuestro país, el director operativo de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, ha destacado que la ciberdelincuencia se ha multiplicado.

Ceña explica que, por ello, se ha creado «un canal de comunicación ciudadana para luchar contra la ciberdelincuencia y las ofertas y programas maliciosos, especialmente las cuentas maliciosas relacionadas con el coronavirus o que usan el COVID-19 como gancho. Rogamos la mayor de las prudencias a este respecto».

También, ha hecho especial hincapié en la expansión de bulos, que parece ir en aumento desde que la sociedad española permanece confinada en casa para frenar el crecimiento de la pandemia y poner fin a la crisis sanitaria que está provocando.

Por ello, Ceña ha indicado que «es imprescindible contrastar todas las informaciones en los medios oficiales».

En cualquier caso, aquí te desmontamos algunos bulos y mitos que, a pesar de no ser verdad, circulan por las redes sin apenas despeinarse.

La nueva novedad es difundir audios vía WhatsApp, en el que salen hablando personas a las que se les atribuye conocimientos médicos. En ellos se escuchan recomendaciones para combatir el Covid-19. Sin embargo, ninguna de estas medidas ha sido respaldada por las organizaciones médicas.

BEBER AGUA CALIENTE MATA EL VIRUS EN EL CUERPO: NO 

En uno de los famosos audios, un hombre que dice ser un médico italiano que, además, ha trabajado en China, hace varias recomendaciones para tratar el virus de manera casera. Una de ellas es beber agua caliente «para así subir la temperatura corporal y matar el virus». FALSO.

El cuerpo humano ya cuenta con sistemas para subir la temperatura corporal, como, por ejemplo, la fiebre.

AGUANTAR LA RESPIRACIÓN DURANTE 10 SEGUNDOS: NO 

En una cadena de WhatsApp se difunde un mensaje de unos «expertos de Taiwán» que aseguran que nosotros mismos podemos determinar si estamos contagiados o no. Uno de los test consiste en aguantar la respiración durante 10 segundos, si se consigue, significará, según estos «expertos», que no hay infección.

Una pena que sea completamente falso. La OMS se ha manifestado y ha aclarado que no hay evidencias científicas que respalden esta prueba. Por el momento, la única manera que se tiene de determinar si una persona está contagiada es mediante la prueba de laboratorio.

DIFUNDIR NOTICIAS FALSAS: DELITO 

Aunque algunos se empeñen en difundir este tipo de informaciones sin contrastar, lo cierto es que pueden no quedar impunes. El artículo 561 del Código Penal reza así:

«Quien afirme falsamente o simule una situación de peligro para la comunidad o la producción de un siniestro a consecuencia del cual es necesario prestar auxilio a otro, y con ello provoque la movilización de los servicios de policía, asistencia o salvamento, será castigado con la pena de prisión de tres meses y un día a un año o multa de tres a dieciocho meses.».

Sin embargo, y desgraciadamente, estas palabras no van a frenar la difusión de noticias falsas por las redes, ya que enviar un mensaje sin saber que es mentira, no es delito. Sí lo sería, si la persona manda o crea un bulo a conciencia.

CÓMO DETECTARLOS 

El primer paso para evitar los bulos es darle la menos veracidad posible a todo aquello que nos mandan, ya bien sea una enfermera o un médico de un hospital de gran prestigio el que habla en el audio o el que firma un texto.

Por lo tanto, tampoco contribuiremos a que el bulo siga nadando por las redes a su antojo, pero ¿cómo? No reenviándolo a ninguno de nuestros contactos. Menos bulos, menos alarmismo.

Para poder contrastar la información, podemos acceder a fuentes oficiales, como la página del Gobierno, o a verificadores como Maldita.es, Newtral o Fakes News Detector.