Coronavirus y el calor: reducción no es anulación

Mientras que la pandemia por el coronavirus y los bulos sobre el patógeno corren a partes iguales, parece que uno de los supuestos mitos que tanto se ha compartido – y desmentido – por redes sociales, ahora toma una nueva dimensión. 

Muchos usuarios y ciudadanos preguntan a los expertos si es cierto el rumor que corre sobre que el calor y las altas temperaturas podían ser un elemento clave en la muerte del patógeno chino.

Inicialmente, muchos expertos dijeron que no. Es decir, se entendió como un bulo todas aquellas informaciones que versaban sobre la relación directa que podía existir sobre el coronavirus y las altas temperaturas.

Sin embargo, un grupo de investigadores de las universidades Beihang y Tsinghua, ambas en Pekín, han conseguido demostrar que esta concepción no es del todo cierta.

1 grado = 3,8% de contagios menos

El estudio de ambos investigadores ha establecido una relación directa entre las condiciones meteorológicas y el contagio por coronavirus. 

De hecho, en el mencionado estudio se muestra como por cada aumento de un grado de temperatura, los contagios del Covid-19 se reducen un 3,8%.

Y esto no queda aquí, porque también presentan una relación, en este caso no tan evidente con la humedad. En este caso, por cada 1% de aumento de la humedad, los contagios se reducen un 2,2%.

En lo que a la cuestión territorial respecta, que permitió afirmar lo que comparte el revelador informe, los investigadores observaron como el  coronavirus se extendió menos en territorios cálidos y húmedos como Tailandia, Malasia y Singapur mientras que en zonas como  Corea del Sur, Irán y Japón la reducción del patógeno no experimentó ningún cambio.

Debido a las reiteradas ocasiones en las que se desmintió esta relación, los investigadores han dado un paso más allá.

Analizando las 100 ciudades de China en las que más de 40 casos de coronavirus se habían registrado, los expertos pudieron determinar mezclando las condiciones meteorológicas y los afectados por coronavirus que el descenso de contagios varía en función de la temperatura.

Por este motivo, han querido aclarar que reducción no es sinónimo de anulación. Es decir, si bien es cierto que el calor reduce los contagios por coronavirus, esto no implica que quede neutralizado o anulado. 

¿Y EN ESPAÑA?

En el caso de España, la situación podría variar un poco.

Países como los analizados por los investigadores, tienen unos climas bastante definidos. Sin embargo, no es lo que ocurre en nuestro país.

En función de las características de la ciudad en cuestión, el virus podría contagiarse o reducirse de forma significativa.

Lugares como Madrid, Sevilla o Málaga suelen rozar altas temperaturas, hecho que podría rebajar el contagio del virus. Mientras que zonas como Barcelona, Galicia o Cantabria cuentan con una temperatura ambiental que podría influir un poco más en la forma en la que se propaga el virus.

¿Quiere decir esto que el vivir en estas zonas implica una mayor exposición al virus?  La respuesta es no. Estas zonas con temperaturas más bajas no implica que sus habitantes estén más expuestos pero, en lo que al virus respecta, sí es cierto que puede darse con algo más de facilidad.

Sin embargo, hay que resaltar que estas condiciones climatológicas pese a que pueden tener influencia en la propagación del virus, no son el condicionante más importante.

Como bien ha señalado la Organización Mundial de la Salud, es el sistema inmunológico la cuestión clave y elemento conector entre el virus y las personas, con independencia del lugar en el que se vive.