China reabre algunas de sus escuelas

Desde que el pasado 31 de diciembre de 2019 se reportasen los primeros casos de neumonía a la Organización Mundial de la Salud (OMS) procedentes de Wuhan, al este de China, el país asiático instauró una serie de medidas extremas, entre las que se incluía el cierre de todos los centros educativos, con el fin de controlar el avance del Covid-19.

Tras el anuncio del Gobierno de que el pico del brote había llegado a su fin, debido a la disminución de los nuevos casos, los ciudadanos chinos han podido ver como reabrían algunas de sus escuelas. Sin embargo, se siguen tomando las medidas necesarias para evitar nuevos contagios. Solo pueden asistir a clases aquellos estudiantes cuya temperatura corporal sea normal, que puedan demostrar a través de documentos médicos que están sanos. Lo más importante es evitar la infección cruzada. Por ello, se han escalonado los horarios y se ha dividido a los alumnos en grupos separados.

Hasta el momento, China acumula cerca de 81.000 infectados y 3.226 personas han perdido la vida a causa del coronavirus.