El Covid-19 deja sin alas a la economía

Mascarillas en boca y el pasaporte, mejor guardado durante un tiempo. Estas son algunas de las medidas que están tomando algunos para evitar el contagio del coronavirus. Sin embargo, mientras los vendedores de mascarillas no dan a basto estos días, algunos otros sectores, como el del transporte aéreo, sufren fuertes pérdidas.

AEROLÍNEAS 

Distintas aerolíneas han decidido cancelar sus vuelos en aquellas zonas notablemente castigadas por el virus, como China e Italia.

Esta semana, la compañía alemana Lufthansa suspendía algunos de sus vuelos a Italia, que, recordemos, es el país europeo más afectado, y a Asia. Además, anunció que los reducirá también dentro de Alemania. Por su parte, Swiss y Austrian Airlines han anulado en estos dos próximos meses parte de sus vuelos a Italia, Hong Kong y Corea del Sur.

Marzo y abril parece que van a ser los meses más complicados en este sector, ya que, durante este tiempo, Ryanair tampoco ha dudado en bajar la frecuencia de sus vuelos al país italiano, donde también han anulado sus viajes Delta y American Airlines.

La aerolínea de bajo coste easyJet ha cogido recorte y cancela los vuelos también a Italia. Sin embargo, no solo lo hace por precaución, sino que ha admitido que hay una “ralentización significativa de la demanda”.

CAÍDA DEL TURISMO

El temor y la cancelación de vuelos por parte de las aerolíneas, tienen una consecuencia directa: la pérdida del turismo en las zonas más afectadas. Ya en el mes de enero, empezaron a cancelarse los vuelos en el país donde nació el brote del coronavirus, China, y, según datos de Frontur, en este mes llegaron un 1,4% menos de turistas a España.

Los chinos están viajando menos y eso se nota a nivel europeo. Un total de 1.000 millones al mes es lo que ha perdido en la Unión Europea, entre vuelos y estancia, desde que los del gigante asiático no viajan con tanta frecuencia debido a la epidemia.

Italia, por su parte, también recibe durante estos días muchos menos turistas de lo habitual. Un 32,5% de los viajeros que tenían pensado visitar la ciudad de Milán, en la región de Lombardía, han cancelado sus billetes, según afirma el Aeroporti di Roma.

Aunque España no supone el primer destino para el turista chino, las consecuencias que se crean por su ausencia son notables. El 4% del gasto mundial en turismo es chino y, esto, a su vez, genera empleo que, ahora, se ve afectado por la poca demanda.

TECNOLOGÍA  

Probablemente, el sector tecnológico es el que ha anotado más pérdidas, ya que China es el país número uno en proveer este material.

En Andalucía, la empresa Fujitsu ha anunciado un ERTE, que ha sido aplazado, con el que peligrarían, al menos, 366 puestos de trabajo del Parte Tecnológico de Málaga. Finalmente, la empresa ha recibido las piezas que le faltaban.

Muchos proveedores chinos permaneces inactivos hasta nuevo aviso y algunos gigantes tecnológicos se quedan sin stock en las tiendas. Es el caso de Apple, que augura que habrá problemas de abasto en el lanzamiento del próximo Iphone. El mismo dilema con el que se enfrenta Microsoft, pero, en este caso, para ofrecer sus nuevas tabletas Surface dentro de medio año.

 AUTOMOVILISMO 

En nuestro país, las fábricas de automoción se están preparando para lo que puede ser una debacle. En Navarra, la planta Volkswagen ha pedido la suspensión de empleo, no está activada aún y solo se hará si se queda sin suministros.

La empresa Magneti Marelli, admite que empieza a notar la falta de suministros procedentes de China, lo que ha obligado a que 30 empleados estén sin trabajo.