“Mataron a Alexa, no a un hombre con falda”

A veces le gustaba llamarse Alexa, otras Neulisa o Alicia. Ella no se sometía a la esclavitud de un solo nombre. Era una mujer sin hogar y transgénero. Ella no cometió ningún crimen, solo vestía con faldas, medias y tapaba su pelo con una toalla.

Quizás, su único delito fue ser diferente a todos los que están en contra de la libertad. 

Hace una semana, unas imágenes de Alexa hablando con la policía en un establecimiento de comida rápida en Toa Baja (Puerto Rico) se hacían virales en las redes sociales. ¿El motivo? Acababa de entrar al baño de mujeres. Las personas que la vieron entrar pensaron que era un hombre disfrazado de mujer.

En realidad, no existía motivo para esta queja y, así, lo manifestaron muchos usuarios en las redes sociales, que no dudaron en publicar su rechazo ante el trato que se le estaba dando a Alexa.

Esta mujer, que era conocida en los barrios de Puerto Rico, ya estaba acostumbrada al desentendimiento y la incomprensión por ser diferente. Por ser lo que quería y hacer lo que le daba la gana con su cuerpo, en otras palabras.

Alexa nunca imaginó que el odio, del que ella era totalmente ajena, acabaría con su vida a la tierna edad de 28 años.

CRIMEN DE ODIO

Al día siguiente, los diarios abrieron con la noticia de que un hombre había sido asesinado a balazos. Lo cierto es que no era un hombre: era una mujer, era Alexa.

En un vídeo grabado por los autores del crimen, se ve cómo se burlan de ella y cómo finalmente acaban con su vida con varios disparos. Para más inri, el vídeo circuló por Internet sin ningún tipo de reparo ni de pudor, como si de un acto heroico se tratase y no de un asesinato transfóbico.

Alexa vivió siendo lo que quería ser, a pesar de los numerosos baches que se encontraba por el camino: era pobre, no tenía hogar, no gozaba de buena salud mental y era transgénero. Bueno, realmente, esto último no es ningún impedimento, lo cierto es que el gran problema reside en que era una mujer transgénero rodeada de personas que la juzgaban por serlo.

Wanda Vázquez, gobernadora de Puerto Rico, afirmó que “todo apunta a que es un crimen de odio y así mismo se va a tratar, con esa rigurosidad para que, esas personas que permitieron este cruel asesinato de la manera que todo Puerto Rico vio, que respondan”.

ESTIGMATIZACIÓN  

Algunos creen que una de las razones por la que las personas transgénero están fuertemente estigmatizadas a día de hoy en América Latina es la influencia de los grupos religiosos.

En Puerto Rico, se puede solicitar el cambio de sexo en el registro civil, sin embargo, no hay hospitales o médicos que realicen esa reasignación de sexo, por lo que las personas tienen que recurrir frecuentemente a tratamientos que están fuera del sistema de salud.

Lo cierto es que la sociedad no les pone las cosas nada fáciles a todos aquellos que quieren tener los genitales con los que realmente se identifican. En 2019, en uno de los países que se proclama la libertad por bandera como es Estados Unidos, asesinaros a 26 personas transgénero, según un informe de la Campaña de los Derechos Humanos.

DENUNCIA DE BAD BUNNY

El cantante puertorriqueño se hizo eco del crimen y lo denunció en el programa de The Tonight Show Starring Jimmy Fallon.

Aprovechando el lanzamiento de su nuevo disco, el “conejo malo” vistió una camisa donde se podía leer “Mataron a Alexa, no a un hombre con falda”. Además, actuó como, probablemente, lo hubiese hecho Alexa: con una falda y unas medias.