‘Karine’ cierra los principales parques de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado el cierre este lunes del Parque del Retiro y de ocho parques de la ciudad ante la previsión de fuertes rachas de viento en la capital, que pueden alcanzar máximas de 71 kilómetros por hora entre las 15:00 y las 18:00 horas.

El Ayuntamiento de Madrid activará la alerta roja del Protocolo de gestión de incidencias y actuación ante la previsión de situaciones meteorológicas “excepcionalmente adversas”.

Esta alerta roja implica el cierre de los parques madrileños para evitar que la posible caída de ramas o árboles pueda poner en riesgo a las personas que paseen por estas zonas verdes, y su reapertura dependerá de los técnicos de la Dirección de Gestión del Agua y Zonas Verdes, pertenecientes al Área de Medio Ambiente y Movilidad, quienes una vez lleven a cabo las labores de inspección del arbolado, concluirán si es seguro o no acceder a estos transitados espacios culturales de la capital.

LOS PARQUES AFECTADOS

A parte del Parque del Retiro, la Quinta de Fuente del Berro, la Quinta de los Molinos, la Quinta Torre Arias, El Capricho, los jardines de Sabatini, la Rosaleda del parque del Oeste y los parques Juan Carlos I y Juan Pablo II son los otros lugares que permanecerán cerrados hasta nuevo aviso.

La alerta por esta situación climatológica se mantendrá hasta al menos, las 20:00 horas como prevención ante las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

‘KARINE’, LA CAUSANTE

La borrasca Karine es la que está provocando que los parques más importantes de Madrid estén sufriendo estos cierres.

Según destaca la AEMET, las rachas muy fuertes de viento afectarán a toda la Península y a Baleares, con valores que probablemente alcancen o superen los 100 ó 120 km/h, sobre todo en zonas altas, puntos del interior del tercio este peninsular y Baleares.

A parte del viento, las precipitaciones harán su aparición durante estas jornadas que durará la borrasca. Estas podrían ser localmente fuertes o persistentes en zonas del norte peninsular, aunque tenderá a ir disminuyendo la nubosidad y las precipitaciones a lo largo del día, sobre todo en el centro y sur de la Península.

Todo apunta a que será entre el martes y el miércoles cuando todo comience a volver a la normalidad, y por lo tanto, también lo harán los diferentes espacios al aire libre que han tenido que ser clausurados para evitar males mayores.

Sin embargo, desde el consorcio madrileño han advertido que el miércoles podría volver a levantarse una situación climatológica adversa parecida a la del día de hoy, y que esta situación podría volver a provoca algunos cambios que afectarán a la ciudadanía.