Coronavirus: ¿pandemia, epidemia o endemia?

Lo que empezó en la localidad china de Wuhan, capital de Hubei y epicentro del brote del coronavirus, como una enfermedad respiratoria, se ha convertido en una fobia a nivel mundial por su rápida expansión.

Son ya 36 los países que se han visto infectados por el Covid-19, incluido España, donde las mascarillas permanecen agotadas en los establecimientos, pese a que no protejan de la infección, como muchos temerosos creen.

A pesar de que los niveles de contagio son bastante altos, no así su letalidad, la OMS todavía no ha etiquetado este brote como “pandemia”, aunque admite que “tiene potencial pandémico”.

¿Qué tiene que suceder para que el organismo lo decrete como tal? ¿Qué diferencias existen entre los términos “epidemia”, “pandemia” y “endemia”?

EPIDEMIA 

Es en la categoría en la que se encuentra este nuevo coronavirus, pero también otras enfermedades que nos resultan más familiares como la gripe común. Otros ejemplos de epidemia serían el ébola o la difteria, enfermedades que también han tocado territorio español.

Nos referimos a una epidemia, cuando incrementan los afectados de la enfermedad en cuestión en un momento determinado y que, después, se reduce.

PANDEMIA

Cuando el número de casos aumenta en todo el mundo en un mismo periodo de tiempo, se trataría de una pandemia, que es, por su impacto mundial, la categoría más grave de una enfermedad.

 A pesar de que no hay un criterio fijo para determinar cuándo una epidemia se convierte en una pandemia, la OMS, que es el organismo que lo decide mediante un grupo de expertos, se suele basar en las evaluaciones de cada país.

Aunque el coronavirus no se considere una pandemia aún, el organismo de la salud sí ha elevado la clasificación de su riesgo global de “moderado” a “alto”.

Algunos ejemplos de pandemia podrían ser la gripe aviar y la gripe porcina.

ENDEMIA

La malaria en algunas regiones de África está considerada como una enfermedad endémica, ya que se mantiene estable o que es propia de ese lugar determinado.

Se cobra la vida de miles de personas, ya que, en este caso, se da en países del tercer mundo que no disponen de los recursos necesarios para hacer frente a este tipo de enfermedades.