Albert Ribera nos habla del yacimiento arqueológico de València la Vella

‘València la Vella’ es uno de los yacimientos arqueológicos valencianos más antiguos. Unas ruinas que se sitúan en una terraza sobre el río Turia, a unos 3 kilómetros al sudeste de Riba-roja de Túria. Cuenta con una extensión aproximada de 4 ha. y de una muralla de 1,80 metros de espesor reforzada por torres de planta cuadrada (3 x3 m.) ambas de mampostería trabada con hormigón de cal.

Fundado en el año 550 por el rey visigodo Leovigildo, el asentamiento tenía un carácter militar de gran importancia estratégica. Durante más de tres siglos, los visigodos dominaron la Península Ibérica, dejando una huella imborrable para la historia de Riba-Roja del Turia. Una historia que comienza con la construcción del primer reino español realizada por el rey Leovigildo en la segunda mitad del siglo VI y de la que todavía quedan restos.

El yacimiento arqueológico de València la Vella es único en la Comunidad Valenciana y ha sido interpretado por los investigadores como un castro visigodo utilizado entre mediados del siglo VI y mediados del siglo VII d.C. El rey Leovigildo lo usó como centro de reorganización y control de los territorios periféricos en respuesta a la ocupación bizantina (552) que tuvo lugar en el sur y sudeste hispanos.

Durante su investigación y restauración se han encontrado más de 900 piezas escultóricas y arquitectónicas. Entre ellas, un anagrama que podría corresponderse con el nombre del propietario o fundador de la villa palaciega.

 

El arqueólogo Albert Ribera i Lacomba nos habla de València la Vella

 

Albert Ribera i Lacomba, coordinador del proyecto arqueológico de València la Vella en Ribarroja del Turia, nos ha contado todas estas y más curiosidades sobre la etapa visigoda en la Comunidad Valenciana.