Comienza el juicio para la extradición de Julian Assange a EE.UU.

El juicio ha comenzado este lunes en Woolwich Crown Court, en Londres. Mientras Assange escuchaba la argumentación del abogado, cerca de su padre, que se sienta en la parte reservada para el público, se escuchaban las protestas en la calle, convocadas por defensores del fundador de Wikileaks.

175 AÑOS DE CÁRCEL

Durante esta semana, el tribunal escuchará los argumentos de las partes y aplazará el juicio hasta mayo para examinar las pruebas. La decisión final sobre la extradición podría tardar meses.

Assange, que está detenido en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, contigua al tribunal, está acusado por Estados Unidos de conspiración para piratear los ordenadores del Gobierno estadounidense y violar la ley de espionaje. En total 18 delitos por los que puede ser sentenciado a 175 años de cárcel. EE UU considera que Assange conspiró con Chelsea Manning, la soldado estadounidense que filtró gran cantidad de cables diplomáticos confidenciales del Gobierno de ese país.

CONFINADO EN VARIOS LUGARES 

Assange, que había sido detenido inicialmente en 2010 en el Reino Unido a petición de Suecia por un caso de presuntos delitos sexuales que ya está archivado, ha pasado los últimos 10 años confinado, primero bajo arresto domiciliario y después refugiado en la embajada de Ecuador en Londres hasta que este país le retiró el exilio en 2019 y fue arrestado por la policía británica y llevado a Belmarsh.

Con motivo del comienzo del juicio de Assange, el director del portal, Kristin Hrafnsson advirtió, en unas declaraciones a los medios, de que el resultado del juicio determinará «el futuro del periodismo», porque decide «qué sucede con un periodista que difunde información de un Estado veraz y de interés público».

OFERTAS DEL GOBIERNO DE EE.UU. 

En los últimos días, un testigo citado por la defensa de Assange aseguró que el presidente de EE UU, Donald Trump, ofreció el indulto al fundador de WikiLeaks si negaba la implicación de Rusia en una filtración de correos electrónicos en 2016. El abogado Edward Fitzgerald aseguró que tiene pruebas que sugieren que el antiguo congresista republicano Dana Rohrabacher hizo esa oferta al activista australiano.

El letrado aseguró que Rohrabacher visitó la embajada ecuatoriana en el Reino Unido en 2017, cuando Assange permanecía asilado. WikiLeaks aireó en 2016 unos correos electrónicos que afectaron a la campaña por la presidencia de la demócrata Hillary Clinton. Varios médicos pidieron la semana pasada que el fundador de Wikileaks reciba atención sanitaria urgente, en una carta publicada en la revista médica británica The Lancet.

FUENTE: EFE