Un muerto en Italia aviva la alarma por el coronavirus

Un hombre italiano de 78 años es el primer fallecido en este país por el coronavirus de Wuhan, conocido científicamente como COVID-19, después de que este viernes se confirmasen 17 nuevos casos de contagio con respecto a los otros tres que ya se conocían, informaron las autoridades a la agencia EFE y recogen diversos informativos.

Adriano Trevistan, era uno de los dos contagiados en la región de Veneto (noreste) y murió la noche del viernes en el hospital donde había sido ingresado en la localidad de Monselice debido a que se encontraba muy grave, según el presidente de la región, Luca Zaia.

Las autoridades italianas confirmaron que había 18 personas contagiadas por el coronavirus y que otras 250 están en observación, la mayoría de las cuales son enfermeras, médicos y personas que han estado en contacto con alguno de los pacientes.

Además, diez pueblos del norte de Italia, con unas 50.000 personas, han sido aislados después de que se detectase un nuevo caso que no se tenía controlado.

El pueblo de Vo Euganeo, donde se han detectado los dos casos en Veneto, ha sido también aislado y se han comenzado los análisis al resto de la población que ha podido tener contacto con los pacientes.

El que creen ha sido el primer enfermo que ha desencadenado la cadena de contagio es un hombre de 38 años de la localidad de Codogno, a unos 60 kilómetros al sudeste de Milán, que ingresó grave en el hospital.

Las autoridades de Lombardía han pedido a los residentes de diez municipios, a los que ahora se sumarán algunos de Veneto, que no salgan de sus casas de forma temporal y se ha decretado el cierre de colegios, restaurantes, negocios e instalaciones deportivas como medida de precaución.

Corea del Sur: siguen creciendo los casos

La epidemia de coronavirus continúa creciendo en Corea del Sur, cuyas autoridades informaron este sábado de 142 nuevos casos, lo que hace un total de 346 contagiados y supone el cuarto día consecutivo en el que este país asiático registra récord diario de nuevos afectados.

En los últimos cuatro días el número de contagiados por el COVID-19, que ha dejado ya dos muertos en Corea del Sur esta semana, se ha multiplicado por 12, con la mayoría de casos centrados en la ciudad de Daegu, 230 kilómetros al sureste de Seúl.

Las autoridades sanitarias surcoreanas han insistido por el momento en que la epidemia se encuentra todavía en una fase controlable. De los 142 nuevos casos, 92 corresponden al hospital Daenam del condado de Cheongdo, según detalló hoy sábado el Centro para la Prevención de Enfermedades Infecciosas de Corea (KCDC).

En este centro médico de Cheongdo, que ha sido declarado “zona de atención especial” junto con la colindante Daegu, estuvieron ingresadas las dos únicas víctimas mortales que ha dejado el patógeno hasta la fecha en Corea del Sur.