CASO FÁTIMA: Detenidos los dos presuntos asesinos

El secuestro y asesinato de la niña mexicana de 7 años, Fátima, ha conmocionado al país de México tras producirse uno de los peores y más brutales crímenes que se recuerdan hasta el momento.

El pasado 11 de febrero la familia de la menor interpuso una denuncia por desaparición,  cuando la madre de la pequeña fue a recorgerla al colegio y vio que su hija no estaba en el centro.

En este momento, todo hacía presagiar que las peores noticias estaban por llegar.

Las cámaras de seguridad instaladas en la calle en la que se encuentra el centro escolar al que acudía Fátima pudieron captar el momento en el que la menor fue sustraída por una mujer antes de que llegasen sus familiares a recogerla.

Este hecho, y la denuncia previamente interpuesta, fueron los dos detonantes que hicieron que las fuerzas de seguridad comenzasen a desplegar sus equipos de seguridad para intentar encontrar a la pequeña.

6 días más tarde, el cadáver de Fátima fue encontrado tirado en la calle, desnudo, con signos de tortura y dentro de una bolsa de basura.

Todo apuntaba a que este asesinato no solo se encuadra en caso claro de infanticidio, sino también un caso de feminicidio con el agravante de que en esta ocasión la víctima ha sido una niña de 7 años.

Una vez se procedió al levantamiento del cuerpo y la madre confirmó que el cadáver correspondía a su hija, ayer se produjo el sepelio de la pequeña.

En medio de toda esta escalada de dolor por el asesinato de Fátima, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ha anunciado una noticia que no mitigará el dolor de la familia pero si le podrá producir algo más de tranquilidad: los dos presuntos asesinos y sospechosos del crimen de la menor han sido detenidos. 

LOS AUTORES

A las 10.20 horas (hora española)  la jefa de Gobierno de la ciudad anunciaba vía twitter que se había producido la detención de los dos sospechosos. Un hombre y una mujer, a la cual ya se le había identificado desde el pasado martes.

A él, Mario Alberto Reyes, se le había adjudicado una relación emocional con la mujer, Giovanna Cruz, de la que se pudieron obtener datos después de que la policía encontrase en la casa de las colonias de San Felipe número 17,  la misma ropa que llevaba el día en el que secuestró a la pequeña, además de varios enseres personales de Fátima, como sus zapatos.

Tras producirse la detención de la pareja, el portavoz de la Fiscalía de Ciudad de México, Ulises Lara, en una rueda de prensa comunicó las penas a las que previsiblemente se enfrentarán los supuestos asesinos de la menor.

Con la acusación previa de delito de privación ilegal de la libertad y la clara intención de hacerle daño a la niña de 7 años, tanto Mario Alberto como Giovanna Cruz se enfrentan a unas penas de entre 80 y 140 años de prisión.

 

 

 

 

 

 

 

«Queremos que caiga todo el peso de la ley sobre lose encargados de realizar este indignante hecho» destacó Lara.

OLEADA DE FEMINICIDIOS

Con este asesinato, se afianza aún más el hartazgo social que existe entre la ciudadanía mexicana ya que este hecho es, desgraciadamente, uno más de las decenas de asesinatos que suceden a diario por violencia machista en México.

A la terrible muerte de Fátima se le suma un precedente que también desató la ira colectiva en el país, el asesinato de Ingrid Escamilla, una joven de 25 años que perdió la vida a manos de su pareja.

Por esta terrible y preocupante oleada de feminicidios que parecen no cesar ni con la movilización masiva por parte de las mujeres en México, el presidente del país, López Obrador , ha anunciado que tanto él como su equipo se encuentran trabajando en diferentes estrategias y proyectos para frenar esta lacra social que afecta con especial intensidad a las mujeres mexicanas.

Sin embargo, para las ciudadanas del país sudamericano no es suficiente una declaración de intenciones. Necesitan y piden con urgencia soluciones inmediatas, porque en México 8 de cada 10 delitos de violencia machista no reciben ningún tipo de pena condenatoria.