La cifra de afectados se dispara tras el cambio del sistema de recuento

El conocido ahora como Covid-19 ha causado en la última jornada la mayor cifra de afectados y de muertes desde que nació el brote en la ciudad china de Wuhan. 254 fallecidos y más de 15.100 afectados en apenas 24 horas. 

MÁS INFORMACIÓN, MAYOR CAPACIDAD DE ACTUACIÓN 

Las cifras se han disparado en la provincia de Hubei, donde se encuentra Wuhan -epicentro del coronavirus-, después de que se haya cambiado el método para contabilizar los casos de la infección.

Ahora, la comisión de salud de Hubei también incluye en el recuento oficial todos aquellos casos que fueron “diagnosticados clínicamente”, así lo ha afirmado en un comunicado. Por lo tanto, a partir de este reajuste, una imagen de los pulmones, por ejemplo, puede servir perfectamente para realizar un diagnóstico, en lugar de las pruebas que ya se hacían con el ácido nucleico.

Las autoridades han impulsado este cambio con el fin de que los pacientes reciban tratamiento “lo antes posible”.

En el mismo informe, la entidad de sanidad ha señalado que “a medida que nuestra comprensión de la neumonía causada por el nuevo coronavirus se profundiza, y a medida que acumulamos experiencia en diagnóstico y tratamiento”.

DESPLIEGUE DE MÉDICOS MILITARES

Wuhan se está llevando la peor parte del brote. En lo que es el epicentro y la localidad en la que nació el brote, los hospitales no dan a basto. Los equipos sanitarios que operan en la ciudad no lo tienen fácil, cada día los pacientes se multiplican y los recursos son menos, esto sumado a la fatiga y al cansancio que les azota desde que comenzó a expandirse la infección.

Algunos testimonios han afirmado que muchos médicos atienden con pañales y apenas beben agua, para, así, evitar quitarse el traje protector.

Por esta alarmante situación, el Gobierno chino ha desplegado en Wuhan 2.600 profesionales sanitarios de las Fuerzas Armadas en dos hospitales, el Taikang Tongji y una sucursal del Hospital Materno Infantil de Hubei.

FIN DE LA CUARENTENA PARA LOS REPATRIADOS ESPAÑOLES

El 31 de enero, 21 españoles vinieron desde Wuhan y fueron trasladados al hospital militar Gómez Ulla, en Madrid. El Gobierno ha asegurado que se les dará el alta este jueves, tras dar negativo en las pruebas de coronavirus y llevar dos semanas en cuarentena en el hospital madrileño.

Médicos del Gómez Ulla han dado una rueda de prensa durante la jornada de hoy, explicando los detalles del aislamiento de los pacientes. María Vicenta García Rosado, jefa del Servicio de Medicina Preventiva, ha señalado a los medios que “llegaron sanos y se han ido sanos. Pedimos que cuando lleguen a sus casas sus familiares y amigos les den la mano, les abracen, que los niños sigan jugando con sus hijos. Estuvieron en Wuhan pero no se infectaron”.

Asimismo, la doctora ha expresado su admiración por cómo estos pacientes se han dado apoyo entre ellos, hasta el punto de no necesitar la asistencia psicológica ofrecida por el hospital.