Dejar de fumar, el objetivo del 2020

Cada vez son más los ciudadanos españoles que han decidido declararle la guerra al tabaco.

Lo que comenzó siendo un vicio de carácter social, se ha convertido en una de las causas de mortalidad más importantes en nuestro país, causante de más de 60.000 muertes en España.

Los hombres siguen siendo el género que más tabaco consume, aunque se ha observado un pequeño repunte entre las mujeres que consumen este nocivo vicio.

Sin embargo, la empresa farmacéutica Cofares ha publicado unos datos esperanzadores que reflejan cómo la sociedad fumadora española quiere darle un giro radical a su vida y dejar, de una vez por todas, esta tóxica y mortal adicción.

Desde que entrase en vigor a principios de año la ley que permite a las farmacias financiar dos fármacos para dejar de fumar, el porcentaje de fumadores que se ha decidido a dejar de fumar se ha disparado.

Una cifra que, por su alto porcentaje, contrasta con los datos ofrecidos por la Sociedad de Medicina y Comunitaria (semFYC) en la que se afirma que en España ha aumentado un 3,3% en los últimos años el número de fumadores.

¿Cuál es la esperanzadora cifra por la que se advierte esta marcada lucha contra el hábito de fumar?

AUMENTO DEL 300%

Cofares ha publicado que la financiación pública de los fármacos para dejar de fumar ha aumentado las ventas, en su primer mes, en un 300%. 

Si bien en el 2019, la venta de estos medicamentos ascendía a un total de casi 5.000 unidades, con la aprobación del acceso en farmacias a estos fármacos, en enero de 2020 las dispensas han alcanzado las 18.700 unidades vendidas.

La empresa recoge que estos datos reflejan una “opción interesante e importante” que demuestra que muchos fumadores quieren comenzar un cambio de vida protagonizado por hábitos saludables alejados del tabaco y sus nocivos efectos en la salud.

Desde la corporación farmacéutica apuntan también que sabían que la financiación pública de estos dos fármacos iba a tener un gran éxito y calado en la sociedad, puesto que una vez fue anunciada y aprobada la medida, muchos fumadores recibieron con gran satisfacción la medida.

Además, la importancia de esta venta pública de ambos medicamentos no radica solo en la cantidad de usuarios que han decidido dejar de fumar. Según los estudios previos realizados a ambos medicamentos, se ha observado que el porcentaje de éxito de fumadores que dejan de fumar asciende a más del 40%.

El tratamiento tendrá una duración de 12 semanas, siendo este el tiempo establecido para que la personas abandonen el hábito de fumar.

Asimismo, desde el Ministerio de Sanidad, han resaltado que esperan que el número de usuarios que quieran dejar de fumar con esta ayuda vaya aumentado con el paso de los meses.

LOS MEDICAMENTOS MÁS DEMANDADOS

Champix y Zyntabac son los dos medicamentos que el Sistema de Salud Nacional ha añadido a la oferta de medicamentos que se dispensan en las farmacias españolas.

Sin embargo, y pese a gozar ahora de una carácter público, los fumadores que quieran acceder a estos medicamentos deben cumplir una serie de requisitos debido a la fuerza de estos tratamientos.

  • El tratamiento se llevará a cabo bajo prescripción médica.
  • El paciente debe formar parte de un programa de apoyo psicológico en el que se compagine el tratamiento médico solicitado con la ayuda de otros profesionales.
  • El usuario que se decida a dejar de fumar debe haberlo intentando al menos una vez antes de pedir esta ayuda médica.
  • El número de cigarros que debe fumarse el usuario debe superar los 10 cigarrillos o más al día.
  • Para evitar abusos médicos por parte de los pacientes, el tratamiento se costeará solo por un año. Si la persona no ha conseguido dejar de fumar en este tiempo y con esta ayuda, deberá pagar el precio real de los medicamentos.