Permiso de paternidad igualitario en Finlandia

El gobierno finlandés ha abierto una nueva reforma en el sistema de bajas por paternidad: padres y madres tendrán los mismos días de baja por el nacimiento o adopción de un hijo.

164 DÍAS POR PROGENITOR 

Se espera, que esta iniciativa entre en vigor en otoño del próximo año. Los dos progenitores tendrán derecho a los mismos días de baja, un total de 164 laborales, de los cuales solo 69 se podrán intercambiar entre los miembros de la pareja.

En el caso de que la familia sea monoparental, el progenitor tendrá 328 días de baja, es decir, los mismos días que tendría una pareja de manera conjunta. Además, si la mujer ha estado embarazada, dispondrá de un mes extra de baja.

Actualmente, el permiso de maternidad en Finlandia es de 105 días, mientras que el de paternidad cuenta con 52. Sin embargo, en la práctica, los padres solo aprovechan un 11% de esta baja, según un informe del Consejo Nórdico de Ministros.

BAJA TASA DE NATALIDAD

El Ejecutivo, liderado por mujeres, se ha fijado el objetivo de mejorar la igualdad de género en el país, pero, también, solventar una cuenta pendiente que va en picado: la natalidad. Los nacimientos han bajado en Finlandia 5 puntos desde 1990, el año pasado, su tasa de natalidad fue la más baja de los Países Nórdicos.

El país que más beneficios ofrece para incentivar la paternidad sigue siendo Suecia. El gobierno sueco da 240 días a cada progenitor tras el nacimiento del pequeño.

A Suecia le siguen otros países como Noruega, Islandia, Estonia y Portugal, que han sido considerados por Unicef como los países que más favorecen las políticas familiares. Por el contrario, los países que menos cuidan este tipo de políticas son Reino Unido, Irlanda, Grecia, Chipre y Suiza.ç

EN ESPAÑA

El Gobierno de Pedro Sánchez aprobó en marzo del pasado año la ampliación de duración del permiso de paternidad del progenitor distinto a la madre. Este cuenta, desde enero de este año, con 12 meses de permiso. El próximo año, además, se volverá a ampliar a 16 para llegar a una baja igualitaria con la madre biológica.

Las cuatro semanas después del parto tienen que ser disfrutadas obligatoriamente por ambos progenitores, una vez pasado este mes, los padres podrán distribuirse como quieran las semanas de baja.