Dolor en Paterna por la gloria de Almodóvar

La proyección que puede darle una película a una ciudad, a un entorno o a un personaje puede ser, en los mejores casos, un golpe de efecto para conseguir un éxito sin precedentes y, en los peores, el inicio de muchos problemas.

Pero, cuando alguna de las cuestiones anteriores lleva el sello y firma de Pedro Almodóvar, la situación cambia y mucho.

El oscarizado director estrenó hace unos meses su último largometraje, Dolor y Gloria, con el que ha recibido el aplauso unánime de crítica y público así como ha recibido infinidad de premios en las últimas semanas.

Parte de la película muestra la infancia del cineasta manchego. Esta etapa de su vida fue grabada en las Cuevas de Paterna (Valencia) , un enclave que enamoró al director y que le hizo decantarse por este lugar como el sitio ideal para rememorar esta parte de su vida.

Desde que se produjo el lanzamiento de la película, Paterna y sus cuevas, declaradas bien de interés cultural, han experimentado un cambio y no precisamente para bien.

Con el impacto de la película, el Ayuntamiento del pueblo creó la ruta ‘dolor y gloria’ , en la que los guías turísticos del enclave valenciano llevaban a los visitantes por los lugares en los que se produjo la grabación de Almodóvar.

Lo que en un principio se llevaba con orgullo dada la proyección de la que gozaba la zona, ahora, la masiva afluencia de fans, turistas y curiosos que quieren sentirse como uno de los personajes de Dolor y Gloria ha puesto en riesgo la zona en la que se rodó la infancia del manchego.

RIESGO DE DERRUMBE

Decenas de personas pasan a diario por Paterna y disfrutan de la ruta organizada para conocer los sitios que aparecen en la película.

Sin embargo, la situación parece que se les ha ido de las manos y los vecinos han tenido que precintar la zona ante el riesgo de que se derrumbe el techo de las cuevas. 

A esta situación hay que sumarle que las cuevas han tenido que ser clausuradas también por las posibles filtraciones de agua que pueden destrozar el enclave cinematográfico.

Como colofón a esta problemática a la que se enfrentan en Paterna, hay que destacar que la zona ya había sido afectada por las lluvias torrenciales del mes de diciembre y que provocó el derrumbe de uno de los techos de la cueva.

SUSPENSIÓN INMEDIATA DE VISITAS

Como recoge el diario NIUS, la situación que viven los vecinos es insostenible porque, conforme van acudiendo más turistas, más afectadas se ven sus casas.

Fernando Sanz, presidente de la Asociación de Vecinos de la Torre, ha pedido al Ayuntamiento de Paterna que suspenda de forma inmediata este tour puesto que si continúan las visitas con tanta frecuencia, los destrozos serán mayores e irreparables.

«El ayuntamiento debe de controlar las visitas. No puede pasar tanta gente  por encima de los techos de nuestras casas, sabiendo el mal estado en el que se encuentran y con el riesgo tan grande que existe de que se produzca un accidente» apunta Sanz.

El presidente de la asociación aclara, además, que no pretende fastidiar a  los visitantes que quieren conocer el pueblo, pero sí quiere evitar una desgracia que ponga en riesgo a los propios habitantes y a los turistas.