Una inversión sostenible y responsable

Los criterios ASG desempeñan un papel determinante en las decisiones de inversión de buena parte del mercado financiero. Estos criterios son:

1. Criterios ambientales: edificación ecológica, cambio climático, reducción de la huella de carbono, energías renovables, emisiones, deforestación, gestión del agua, etc.

2. Criterios sociales: respeto de los derechos humanos, erradicación de la explotación infantil, mejora de las condiciones laborales, inclusión y diversidad, seguridad laboral, etc.

3. Criterios de gobierno: diversidad en los consejos de administración, políticas anticorrupción, códigos de conducta, políticas de remuneración, etc.

La inversión sostenible y responsable (ISR) se guía por esos criterios y los incorpora en el proceso de estudio, análisis y selección de valores. Ha recibido diversas terminologías a lo largo de los años: inversión responsable (IR), inversión socialmente responsable (ISR) o inversión de impacto (II). En el Cuaderno “La inversión sostenible y responsable. Una introducción y guía para inversores particulares”, que ha publicado la Cátedra CaixaBank de Responsabilidad Social Corporativa del IESE, se ha optado por la expresión inversión sostenible y responsable (ISR), que engloba todas las alternativas anteriores, para explicar el concepto y ofrecer, a la vez, algunos consejos de inversión.

El Cuaderno concluye citando el Cambridge Institute for Sustainability Leadership, que resume en tres las razones para decidirse por la inversión sostenible y responsable: supone un servicio a la sociedad, en la medida en que combate los grandes riesgos ambientales y sociales a los que se enfrenta el mundo; puede convertirse en una forma de mejorar el rendimiento económico de la inversión, al incorporar criterios más amplios que los estrictamente financieros en la toma de decisiones, y responde a un mandato económico, porque la economía mundial en bloque se debilitará si no se revierte el cambio climático a tiempo.

Sea cual sea la motivación final de cada inversor, lo que pretende el Cuaderno de la Cátedra CaixaBank de Responsabilidad Social Corporativa del IESE es, en definitiva, demostrar que decidirse por la ISR no solo es una buena decisión, sino, tal vez, la mejor decisión posible.