Wuhan, paralizada tras el paso del coronavirus

La OMS -Organización Mundial de la Salud- ha decidido no declarar todavía la emergencia internacional por el coronavirus de Wuhan que se ha cobrado, por el momento, la vida de 26 personas.

CIUDAD EN CUARENTENA

Las neumonías comenzaron en la ciudad china de Wuhan, en concreto, su aparición se vincula con uno de sus mercados donde abunda la venta de mariscos y pescados.

Allí, viven alrededor de 11 millones de personas y, al ser el epicentro de la infección, Wuhan ha sido puesta en cuarentena. El pasado 23 de enero, comenzó el veto y, hasta que las autoridades digan lo contrario, la población no va a poder salir de la ciudad y tampoco se podrá entrar en ella.

De esta manera, el Gobierno chino pretende cortar de alguna manera la propagación del virus que, recordemos, es una enfermedad nueva de la que se tiene conocimiento desde hace pocas semanas.

Todos los medios de transporte se han visto afectados, como los vuelos, los trenes, autobuses, así como las líneas de metro. La mayor parte de estas instalaciones están custodiadas por autoridades y vayas que no permiten su paso.

Además, esta normativa también ha afectado a los taxis y a las autopistas, que han sido cortadas para que los coches no puedan salir de la ciudad. Wuhan está completamente cerrada y, debido a este bloqueo, las calles de la ciudad china están completamente desérticas.

LA AMENAZA DEL NUEVO AÑO 

Este fin de semana se celebra en el gigante asiático la llegada del nuevo año, el año de la rata. Esto podría ser un motivo de celebración, pero, este año, significa que miles de personas se van a trasladar al país con el motivo del gran festejo, por lo que el personal sanitario teme que la transmisión del coronavirus se acelere.

EN BUSCA DE PROVISIONES 

Mientras, aunque la ciudad está silenciosa, la desesperación es palpable. Muchos residentes se han apurado en almacenar suministros, en conseguir gasolina, comida y en comprar mascarillas. Muchos supermercados ya tienen sus estanterías completamente vacías.

En algunos vídeos que circulan por las redes sociales, además de verse que los supermercados están devastados, se escuchan las quejas de algunos residentes por la repentina subida de precios de los productos.

LA CIUDAD EN EL HOSPITAL 

La vida que no se advierte en las calles, está concentrada en los hospitales de la que es capital de la provincia de Hubei.

Esto ha obligado a las autoridades de la ciudad a construir un hospital “especial” con 1.000 camas para los pacientes afectados, así lo ha informado el Diario del Pueblo (People’s Daily, China).

Se prevé que las obras finalicen los primeros días de febrero y, según este medio, “el modelo del hospital levantado en Pekín en siete días para combatir el síndrome respiratoria agudo y grave (SARS) en 2003”.

Además, medios de comunicación chinos han asegurado que se ha creado un equipo de investigación de emergencia para luchar contra este nuevo virus. Su principal objetivo: encontrar una vacuna.