Twitter mantendrá su esencia

Con el cambio de necesidades de los usuarios, las principales redes sociales del momento como Facebook, Instagram y Twitter también han tenido que mutar conforme a las peticiones de los internautas.

En los últimos meses, plataformas como Twitter han incluido en sus servidores novedades para hacer de los espacios virtuales, lugares más confortables adaptados a sus demandas.

Algunos de estos cambios podrían ser, por ejemplo, un mayor refuerzo de la seguridad de los usuarios frente a actitudes como el bullying o las extorsiones, que los usuarios puedan elegir quién se pone en contacto con ellos y quien no,  o que las cuestiones políticas adopten un segundo plano dentro de la red del pájaro azul.

La salud de Twitter es una de las principales preocupaciones de los directores de esta red social y por eso creen necesario estar en una renovación permanente.

Una de las últimas – y más solicitadas –  peticiones por parte de los usuarios ha sido la relacionada con la posibilidad de editar los tweets una vez estos hayan sido publicados. Los tuiteros llevan meses pidiendo a Jack Dorsey, CEO de Twitter, que este fuera uno de los cambios que sufriría la red social en este 2020.

En febrero de 2019, Dorsey había confirmado que esta solicitud iba a hacerse efectiva en este nuevo año y que, además, el usuario podría corregir su mensaje sin problema si descubría algún tipo de error en el mensaje.

La confirmación de esta novedad hizo que el público estallase en júbilo en la red porque es una de las principales necesidades que pedían los usuarios.

Sin embargo, un año más tarde, Dorsey ha dado dos pasos atrás y esta novedad ya confirmada, finalmente, no va a llevarse a cabo. 

REVISIÓN SÍ, EDICIÓN NO

“La respuesta es no”. Esta fue la tajante contestación que el CEO de Twitter dio durante una entrevista a la revista Wired, con la que terminaba con las especulaciones sobre cuándo se llevaría a cabo esta remodelación de los mensajes.

Con esta contundente afirmación, Dorsey despejaba todas las dudas sobre la opción de editar y explicaba el porqué de esta decisión.

“Empezamos como un servicio de SMS, y como sabéis, cuando se envía un mensaje no se puede retirar” apuntaba, mientras que atribuía esta explicación al mantenimiento de la esencia de Twitter.

Asimismo, Dorsey remarcó que esta opción puede llevar a un muy mal uso de la opción de editar, puesto que muchos tweets se pueden malinterpretar y  el verdadero sentido del mensaje será completamente contrario al inicial.

“Una vez un tweet se hace viral, ya no hay forma de pararlo”. remarcaba el CEO de la red social.

CAMBIO DE OPINIÓN

A muchos usuarios les ha sorprendido negativamente que Dorsey haya decidido negarse a poner en marcha esta petición de los usuarios.

Ante el aluvión de preguntas sobre el porqué de este cambio de opinión, el directivo ha asegurado que todo esto se centra en no quitarle a la red social la inmediatez que le caracteriza.

“Si la gente está viendo un partido de la NBA, lo que quieren es comentarlo y continuar viéndolo, no estar mirando si tienenque corregir o no un tweet”, ejemplifica Dorsey.

Sin embargo, no todo son noticias malas para los tuiteros en lo que a esta decisión respecta.

Dorsey ha asegurado que, pese a que la opción de edición no va a llegar nunca, sí que se encuentran trabajando en una modalidad de edición nueva pero con una característica determinante: limitación de tiempo. 

Es decir, esta función a la que hace referencia Dorsey se centra en que exista una ventana que permita editar un tweet pero con un límite de 1 minuto como máximo. De esta forma, en vez de cambiar el sentido de todo un tweet, este tiempo será el necesario para corregir una errata o una mención incorrecta, entre otras posibilidades.