Warner Bros se une a la inteligencia artificial

La compañía ha firmado un acuerdo con Cinelytic, que utiliza un sistema de inteligencia artificial que se encargará de gestionar los proyectos de Warner.

UN CONSEJERO 

Con esta herramienta y con otras tecnologías de la nube, podrán predecir si, por ejemplo, una película o un determinado actor van a ser un éxito de taquilla. Sin embargo, y según ha afirmado el creador de este sistema, Tobias Queisser, este procedimiento no será el definitivo, es decir, en este caso la inteligencia artificial no va a tomar decisiones ejecutivas, sino que va a funcionar como una especie de asesor a la hora de emprender cualquier proyecto.

Queisser, además, ha asegurado que «el sistema puede calcular en segundos lo que solía llevar días evaluar por un humano cuando se trata de la evaluación general de una película o el valor de una estrella».

Un cambio de 360º en la gran pantalla que puede aterrar a directores y actores, algo de lo que es consciente el propio fundador del sistema: «la inteligencia artificial suena aterradora, pero en este momento, una IA no puede tomar decisiones creativas».

OBJETIVOS

La plataforma fundada hace cuatro años, lleva construyendo este sistema desde hace tres. En base a los datos integrales, este nueve método barajará la acogida que tendrá un actor dependiendo del territorio o el dinero que recaudará una película en los cines o en otro tipo de transmisiones, como la televisión gratuita o los DVDs.

Además, cumplirá la función principal de la tecnología en los tiempos que corren: ahorrar tiempo. Los ejecutivos economizarán su tiempo en la toma de decisiones y, además, obtendrán mejores resultados económicos, ya que el sistema podrá prever cuál será la fecha de lanzamiento más óptima de una película.

Por su parte, Toni Kiis, el vicepresidente de Distribución Internacional de Warner Bros, asegura que trabajar con datos será un beneficio, sobre todo, para el público: «cuanto más precisos sean nuestros datos, mejor podremos involucrar a nuestro público».

LA WARNER NO ES LA PRIMERA

Cinelytic tiene otros clientes, junto a Warner Bros están otros, como Ingenius, STX o Sony Pictures. Según su experiencia, la inteligencia artificial cuenta con un 85% de precisión en los pronósticos que hace.

Sin embargo, no es la primera vez que se utiliza este mecanismo. La serie estadounidense House of Cards siguió este procedimiento y parte de su éxito se debe al Big Data.

La empresa tecnológica ScriptBook, creada en 2015, asegura que, mediante el desarrollo de algoritmos, puede saber el nivel de éxito que puede tener un largometraje con tan solo echar un vistazo al guion.

La israelí Vault, por su parte, analiza el éxito que han tenido los tráileres en diferentes países para saber quiénes verán sus películas.

Netflix tampoco se queda atrás, la plataforma streaming utiliza un algoritmo de personalización que vale alrededor de mil millones de dólares al año. Este le permite, por ejemplo, cambiar la portada de Stranger Things, para que aparezcan los personajes que más llaman la atención dependiendo del país.