Las recomendaciones de la RAE para el lenguaje de la Constitución

Hace algún tiempo, la Vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, le hizo una petición a la Real Academia Española para que la institución le diera un toque inclusivo al lenguaje de la Constitución.

“GRAMATICALMENTE IMPECABLE”

Después de un año, la RAE, finalmente ha publicado un informe y los resultados no han agradado a todos. Los académicos han llegado a la conclusión de que la carta magna elaborada en 1978 tiene un lenguaje “gramaticalmente impecable”, aunque sí recomienda hacer algunas pinceladas.

Así lo ha aclarado el director de la RAE, Santiago Muñoz Machado, y, además, ha aclarado que en el Informe sobre el buen uso del lenguaje inclusivo en la Constitución, como se llama esta revisión, se hacen meras recomendaciones, ya que admite que “no corresponde a la Academia” cambiar el lenguaje de la Constitución por razones políticas.

“REY” Y “REINA”

Entre las sugerencias de la institución, se encuentra la de desdoblar una serie de sustantivos, como “rey” y “reina” o “príncipe” y “princesa”.

Las razones que han dado los académicos es que la palabra “reina” no está recogida en la Constitución como titular de la Corona: “Desdoblar Rey y Reina, utilizando también fórmulas alternativas como la Corona o la Jefatura del Estado, para evitar excesivas reiteraciones sería pertinente, mucho más considerando que el próximo jefe del Estado tendrá previsiblemente sexo femenino”.

En el caso de “princesa”, han señalado que no aparece en las páginas de las leyes fundamentales, por lo que sugieren admitir expresiones como “príncipe o princesa de Asturias”.

Entre sus correcciones, también incluyen una reelaboración del artículo 58 que reza así: “La Reina consorte o el consorte de la Reina no podrán asumir funciones constitucionales, salvo lo dispuesto para la Regencia”, ya que, como aseguran desde la Academia, se le “atribuye el título de monarca a la reina consorte, pero no el de rey al marido de la reina titular”.

SUSTANTIVOS SIN DESDOBLAMIENTO 

No obstante, Muñoz Machado sigue asegurando que el “plural masculino sirve para la mayoría de las palabras”, por lo que no admite el desdoblamiento de todos los sustantivos en la Constitución, ya que hay “términos masculinos que integran claramente en su referencia a mujeres y hombres cuando el contexto deja claro que esto es así”.

Entre estas palabras se encuentran algunas como “españoles”, “ciudadanos”, “ministros”, “militares”, “niños”, “profesores” o “jueces y magistrados”, ya que desde la institución defienden que bajo ellas hay “inequívocamente” un valor inclusivo que engloba tanto a mujeres como a hombres.

REACCIÓN DE CALVO 

Por su parte, la primera del nuevo Ejecutivo se ha pronunciado sobre el informe que se ha realizado bajo su petición, por el que no ha quedado nada satisfecha. Calvo ha manifestado que “en la calle nos llaman vicepresidentas, ministras, diputadas, alcaldesas y concejalas… Las mujeres, si nos llaman ‘vicepresidente’ no volvemos la cara, nos tienen que llamar vicepresidenta para sentirnos concernidas”.

Además, no duda en desafiar a la Academia diciendo que “avanzar en el lenguaje inclusivo no está en las manos de nadie pararlo… Está en la calle”.

No obstante, y aunque parezca una guerra, el director de la Academia ya ha asegurado que se “está trabajando mucho en la feminización del lenguaje, sobre todo en lo que hay de excesivo en la utilización del masculino”.