Desmontando el “Blue Monday”

Hace frío, nos recuperamos de los gastos navideños, ya no hay fiestas de por medio, comenzamos a fallar en los propósitos que nos habíamos fijado hace justo tres semanas y, encima, es lunes. Así es cómo Cliff Arnall llegó a la conclusión de que el tercer lunes de enero es el día más triste del año.

TEORÍA PSEUDOCIENTÍFICA 

Hace 15 años, la agencia de viajes Sky Travel se puso como objetivo determinar qué día del año era el más triste, por lo que contrataron a un investigador de la Universidad de Cardiff (Reino Unido), Cliff Arnall, para que creara una teoría científica respecto a esto.

Arnoll tuvo en cuenta una serie de factores para crearla: metereológicos, económicos o sociales, entre otros.

De esta manera, reunió estos indicadores en una fórmula matemática que le permitió crear una teoría pseudocientífica que diese respuestas a por qué este día es el más triste y no otro.

(1/8C+(D-d) 3/8xTI MxNA)

  • C= Clima
  • D= Deudas de las Navidades pasadas
  • d= Dinero cobrado en el mes de enero
  • T= Tiempo que ha pasado desde las Navidades
  • I= Tiempo transcurrido desde la última vez que te propusiste algo
  • M= Motivación del individuo
  • NA= Necesidad de actuación para cambiar algún aspecto de nuestra vida

Con esta fórmula que, si bien es cierto, no tiene una base científica sólida, Arnoll llegó a la conclusión de que el día más triste del año, ya conocido como Blue Monday, es el tercer lunes de enero.

Sin embargo, muchos expertos opinan que es improbable que toda la sociedad concentre los sentimientos de estos factores nefastos en un mismo día.

Ben Goldacre, médico e investigador en la Universidad de Oxford, apuntó en The Guardian que la teoría de Arnall del Blue Monday “es definitivamente una mierda” y aseguró que “el truco de la ecuación no fue el trabajo de un académico, fue pagado por Sky Travel, y Blue Monday llega justo después de que llega su primer cheque de pago, el momento perfecto para reservar unas vacaciones”.

Todo parece apuntar a que, al igual que el Black Friday, este día se trata de una estrategia de marketing.

UN IMPULSO PARA EL CONSUMISMO

Tiempo más tarde, Arnall fue destituido de la Universidad de Cardiff por las pocas bases científicas con las que contaba la teoría. Sin embargo, sí hubo un beneficiado: Sky Travel. Arnall hizo que la agencia, mediante la publicación del “estudio”, consiguiera promocionar más viajes en la época del año más difícil para el comercio.

La gente ya conocía la existencia del Blue Monday y lo marcaban como un día más en el calendario y, aunque no haya evidencias científicas de peso, todo el mundo sigue hablando del “día más triste del año”.

Esta estrategia de marketing va más allá de la compra de productos, sino que se basa en la creación de un nuevo concepto por el cual la gente actúa, aunque no tenga idea de su origen.

No será ni el primero ni el último caso de marketing, o, si no, recordemos cómo Coca-Cola tuneó la historia de Papá Noel de tal manera que, hoy, solo lo conocemos vestido de rojo, el color de la marca.

CANARIAS DICE NO

Aunque parezca difícil resistirse a las tentaciones del comercio, hay quienes lo hacen.

La Consejería de Turismo de las Islas Canarias ha creado una campaña con el lema Stop Blue Monday para desmentir que este día sea el más deprimente, o al menos en las Islas Afortunadas, donde impera el buen clima y el “buen rollo”.

Desde hace años, promueven vídeos por las redes sociales en contra de este día, porque, “¿qué culpa tendrá el azul?”. Este color en las islas significa cielo despejado y mar, por lo que el blue nunca tendrá una connotación negativa.

Este año, la campaña se apoya en un vídeo en el que se ve a niños preguntándose “qué es el Blue Monday” e intentan adivinar a qué se refiere. Todos dan una visión positiva de lo que puede significar este día basándose en el color.

De esta manera, la Consejería de Turismo propone llegar a los mercados de numerosos países para desmontar lo que todos saben y nadie ve, una farsa vestida de azul.