El homenaje a David Delfín en forma de exposición

Pese a que nos dejó hace 3 años, la figura de David Delfín sigue intacta en la memoria de los amantes de la moda y de los miles de seguidores que eran amantes de su trabajo. 

El diseñador, que falleció a los 46 años de edad, se convirtió con prontitud en uno de los mejores y más influyentes diseñadores de la industria de la moda en nuestro país situando su nombre y sus diseños en primera línea de fuego y estableciéndose como lo fue: un referente.

Ahora, la Comunidad de Madrid, concretamente la de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, ha decidido rendirle un especial y más que merecido homenaje con una exposición en la que se repasará todas sus obras y colecciones desde que se instaló en la cima del imperio de la moda y se estableció como uno de los diseñadores más carismáticos e icónicos de nuestro país.

REPASO A SU LEGADO

La exhibición, comisariada por Raúl Marina, realizará un recorrido por la trayectoria creativa de Delfín en la que no solo se incluirán las prendas más representativas del artista malagueño, sino que también se mostrarán fotografías, vídeos, escritos y contenidos personales del exitoso diseñador.

La sala de exposiciones Canal de Isabel II acogerá esta esperada exposición desde el 20 de febrero al 10 de mayo, una muestra que tiene el punto de inicio en su primera colección en 1999, Sans Titre, y terminará en su última colección del 2016 a través de más de 60 piezas que han marcado el estilo inconfundible del diseñador que recibió, de forma póstuma, el Premio Nacional de Moda, un reconocimiento otorgado por el Ministerio de Educación, Cultura y Moda.

Esta exposición llega, además, en un momento que hubiera sido clave en la vida del diseñador. Si Delfín siguiera vivo, este año habría cumplido 50 años y estaría de doble celebración porque habría festejado sus 20 años en activo en el mundo de la moda.

‘ENFANT TERRIBLE’

También conocido con el sobrenombre de “el enfant terrible de la moda española” , esta muestra para recordar la figura del creativo español no dejará ninguna de sus colecciones atrás, ni siquiera la más que polémica Cour des Miracles (2003).

En plena guerra de Afganistán, el diseñador presentó una colección en la que las modelos aparecieron en la pasarela con capuchas a modo de burka y les colgó sogas al cuello.

Un desfile inolvidable tanto por los disgustos que le costaron al malagueño afincado en Madrid, como por el enfado descomunal de la organización de la Fashion Week de Madrid que abandonó el desfile a modo de protesta. 

 

Polémicas a un lado, lo que está claro es que el legado de David Delfín  marcó un antes y un después en la forma de entender la moda. Una mirada única e irrepetible.