España, el país con más paro juvenil de Europa

Una de las principales preocupaciones de los Gobiernos a nivel social es la educación.

Cada año, la oficina de estadística de la Unión Europea (Eurostat) analiza diferentes ámbitos y áreas que influyen en los diferentes países que componen la Unión Europea.

En este apartado, en el de la educación, Eurostat ha publicado los datos sobre el desempleo juvenil en Europa y, para España, los resultados no son nada halagüeños

Después de que la economía española cerrase el año con una marcada desaceleración que hizo del 2019 el peor año para el empleo desde la crisis, ahora España se ha situado a la cabeza de los países europeos como el país que más tasa de paro juvenil tiene en toda Europa. 

¿Cuáles son los motivos que han provocado que España registre estos resultados?¿Cuál es la previsión a la que se enfrenta el país?

EL PORQUÉ DE ESTOS RESULTADOS

La alta tasa de paro juvenil, centrada en los menores de 25 años, es un hecho que ha causado un especial estupor en nuestro país.

En el informe difundido por la Eurostat, la oficina estadística europea comparte que España es el país con la tasa de paro juvenil más alta de la eurozona con más de un 33% de desempleo juvenil, por encima de Grecia.

¿Cuáles son los motivos que han hecho que nuestro país ocupe la primera posición de este ranking?  La ralentización del empleo y el aumento de la población activa. Aunque es cierto que el número de desempleados se ha ido reduciendo de forma lenta, cada vez hay más personas en edad de poder trabajar, lo que no hay es trabajo. Son estas dos cuestiones las que han hecho que España se encuentre en esta dramática situación en la que las generaciones futuras son las grandes afectadas.

El anterior porcentaje podría traducirse en que 1 de cada 3 jóvenes que quieren trabajar no pueden hacerlo, y en el caso de que estén haciéndolo, sus contratos laborales están sujetos a diferentes condiciones que no son nada favorecedoras como, por ejemplo, la temporalidad o la parcialidad de los contratos.

DESPLOME ECONÓMICO

Otra de las cuestiones que también ha hecho que España ocupe esta primera posición en el informe sobre el paro juvenil en Europa es que, pese a que en los últimos 7 años hemos ido recuperando parte de esa fortaleza económica durante los últimos años, las tasas de desempleo en España todavía son bastante superiores a las que se registraban antes de que se hiciera latente la crisis económico que azotó al país.

La falta de trabajo que sufren los jóvenes es una de las grandes preocupaciones a la que el gobierno español pretende hacer frente en los próximos meses por dos cuestiones clave: una de ellas, para que los jóvenes no vean lastrado su futuro, que no tengan una tardía incorporación al mundo laboral y que puedan contar con un soporto económico que les permita ser ciudadanos auto suficientes.

Por otro lado, el número de jóvenes que deciden abandonar sus estudios para incorporarse al mundo laboral dificulta bastante la recuperación económica, dado que al introducirse en el mercado laboral, las ofertas de trabajo descienden, mientras que la demanda de trabajo aumenta.

LA MEJORÍA DE GRECIA

En el informe de Eurostat también se muestra el cambio que ha dado Grecia para cederle la primera posición a España como país con más tasa de desempleo juvenil de Europa.

Grecia, a partir de la creación de diferentes prácticas de recuperación económica y de puestos de empleo, ha conseguido experimentar un crecimiento en la creación de empleo para con los más jóvenes. Casi 5 puntos son los que Grecia ha conseguido reducir con respecto a la tasa de paro juvenil en el último año, y además, ya ha registrado tres meses seguidos de datos positivos.

Siendo España, Grecia e Italia los tres países con mayor tasa de paro juvenil, el estudio europeo no solo tira de las orejas a esos países que cuentan con una tasa de desempleo en menores de 25 años alta. También destaca los países que mejor están actuando en esto de que los jóvenes sean ciudadanos activos en el terreno laboral, como Eslovenia, los Países Bajos y Alemania.