La ciudad futurista de Toyota en Japón

La compañía japonesa de automóviles ha anunciado en la feria CES 2020 su proyecto Woven City, la ciudad del futuro. La empresa tiene ideado levantarla cerca del monte sagrado Fuji, Japón. Vivirán en ella trabajadores de Toyota con sus familias, socios comerciales e investigadores que visiten la nueva ciudad.

«LABORATORIO VIVIENTE»

En esta nueva urbe del futuro será un espacio de prueba para sus habitantes. Allí, se experimentará con nuevos vehículos eléctricos autónomos, es decir, los automóviles no tendrán conductores; así como con robots, casas inteligentes y con la inteligencia artificial más innovadora. Todo ello, dentro de un ambiente que se adapte perfectamente a una ciudad real.

Akio Toyoda, el CEO de la compañía, aseguró que «Construir una ciudad completa desde cero, incluso a pequeña escala como esta, es una oportunidad única para desarrollar tecnologías futuras, incluido un sistema operativo digital para la infraestructura de la ciudad».

La Woven City comenzará a construirse en 2021 y tendrá a capacidad de recibir a alrededor de 2.000 habitantes.

Los arquitectos encargados de diseñar la ciudad serán los del despacho danés Bjarke Ingels, los profesionales que han llevado otros grandes proyectos como la Casa Lego en Dinamarca o las sedes de Google en California y Nueva York. Aunque puede variar, los de Bjarke Ingels ya han presentado algunos bocetos de cómo la imaginan.

CIUDAD SOSTENIBLE

En la ciudad de Toyota solo habrá novedades, una de las más curiosas es que contará con tres vías que estarán entrelazadas: una para vehículos rápidos, otra para vehículos lentos y peatones, y una tercera solo para peatones.

Además, los vehículos que circulen por sus calles solo podrán ser eléctricos y con un certificado de cero emisiones, pues la marca japonesa quiere que innovación y sostenibilidad vayan de la mano.

Por ello, los edificios y las casas serán de madera, para evitar al máximo la huella de carbono y estarán equipadas con la última tecnología. Esto incluye paneles solares sobre sus techos, que alimentarán de energía a todos los edificios.

Por si no fuera poco, esta última tecnología del hogar, además de ayudar en las labores cotidianas, también podrá analizar la salud de sus ocupantes.

DISPUESTOS A CRECER

Toyota invitará a otros socios y profesionales en la materia que estén interesados en este proyecto futurista para que trabajen con ellos en lo que podría ser la primera ciudad del futuro.