Facebook, a la caza de las ‘deepfakes’

Las elecciones de Estados Unidos están a la vuelta de la esquina y todo está preparándose para que, durante la campaña electoral, no haya nada que pueda hacer temblar los cimientos de esta importante cita.

Los candidatos a la presidencia estadounidense se preparan para resultar ganadores como si de una carrera de fondo se tratase. Saben que cualquier hilo suelto puede comprometer de forma seria su candidatura, y por eso, trabajan para evitar que cualquier fallo termine con las posibilidades de vivir en la Casa Blanca y dirigir el país. En esta preparación, los aspirantes junto con sus respectivos gabinetes, moldean todos los aspectos que deben reforzar los candidatos. Las formas de actuar, la forma de hablar con los votantes, el modo en el que deben transmitir sus mensajes para calar aún más en los ciudadanos  o cómo deben responder a los periodistas para que estos no les descubran alguna mentira o les pillen en un renuncio.

Sin embargo, hay un elemento que se escapa totalmente del control tanto de los candidatos a la presidencia como de sus equipos. 

La inteligencia artificial igual que es muy beneficiosa para muchas cosas, es también un arma de doble filo. Ejemplo de ello es la aparición y difusión de las llamadas deepfakes (mentiras profundas), uno de los mayores peligros de la red en la actualidad.

Debido al impacto de las deepfakes en redes, Facebook ha anunciado que durante la campaña electoral americana mantendrá una lucha férrea contra la difusión de estas noticias y vídeos falsos que corren como la pólvora en Internet.

¿QUÉ ES UN DEEPFAKE?

A muchos puede que no les suene esta palabra, pero las deepfakes están a la orden del día en las redes. Pueden confundirse con las fake news o noticias falsas, pero la importancia de este nuevo protagonista tiene una importancia y trascendencia mucho mayor, que además, cuenta con un trasfondo de gravedad bastante significativo.

Las deepfakes son vídeos falsos pero muy realistas que, haciendo uso de la inteligencia artificial (IA) han sido modificados de tal forma que se ha superpuesto la cara de una persona sobre la de otra falsificando todos los gestos de la persona suplantada. Pero esto no es todo.

A esta nueva creación se le añade voz e imagen y nos hace creer que la persona en cuestión ha dicho o hecho algo que, en realidad, no ha pasado

Cada vez son más los vídeos que se difunden en las redes sociales y que se hacen virales en segundos, y muchos de ellos han sido falsificados. El problema está en que, la gran mayoría de los usuarios que comparten estas imágenes, no saben que en realidad están difundiendo deepfakes.

La onda expansiva de esta bomba en la que se han convertido las deepfakes ha sido tan grande que Facebook ha decidido poner tierra de por medio y establecer una serie de parámetros para que ninguna de estas noticias falsas se convierta en verdad y enturbie una etapa tan decisiva como las elecciones de Estados Unidos, que se celebrarán el próximo 3 de noviembre de 2020.

RECHAZO FRONTAL

Con este compromiso por parte de la red social dirigida pro Mark Zuckenberg, Facebook pretende establecer los límites entre la verdad y la mentira en vistas al procedimiento electoral americano. La pregunta que surge en torno a esta situación es : ¿cómo conseguirá Facebook hacerle frente a esta imparable corriente de mentiras audiovisuales que abundan en sus servidores?

A a través de un comunicado, Monika Bickert, vicepresidenta de gestión de políticas globales de Facebook, ha anunciado que una de las medidas que tomarán desde la red social es la de «eliminar todos los contenidos manipulados en los medios de aquí en adelante» y que también «suprimiremos todo contenido que se compruebe que ha sido editado o sintetizado».

Asimismo, Bickert ha asegurado que van a investigar todo contenido generado a partir de herramientas de IA y cuentas falsas además de trabajar con instituciones, gobiernos y empresas para descubrir a las personas detrás de estos contenidos.

UNA PLATAFORMA Y ENTRENAMIENTO DE LOS PERIODISTAS

Facebook quiere blindarse ante las deepfakes. Por eso, desde la red social han puesto en marcha, en colaboración con otras grandes empresas como Microsoft o Amazon, una plataforma llamada Deep Fake Detection ChallengeEl objetivo de esta herramienta es la de, con un potente equipo de personas y verificadores, detectar y eliminar las manipulaciones que aparezcan en las redes durante esta la etapa electoral.

Además, Facebook y la agencia de noticias Reuters pondrán en marcha un curso con el que enseñarán y entrenarán a los periodistas en las tareas de identificación  y detección de mentiras para, posteriormente, desmentirlas y dar la versión correcta.