Así es la revolución educativa que triunfa en España

La educación siempre ha sido una de las principales preocupaciones de la sociedad. En nuestro país, por ejemplo, siempre es un tema recurrente la mejora de las prácticas educativas y la búsqueda de la excelencia en este ámbito.

Siempre se busca aplicar en la sociedad y en el sector educativo  nuevas fórmulas o propuestas que ayuden a conseguir un buen nivel educativo, y muchos de ellos gozan de una gran popularidad por su efectividad y éxito.

Una de estas iniciativas, que en 2017 la ex alcaldesa Manuela Carmena terminó convirtiendo en un proyecto sólido en nuestro país, fue la implantación del aprendizaje- servicio como modelo educativo en ocho universidades de Madrid. Lo que comenzó como un proyecto piloto se ha terminado convirtiendo en una metodología de lo más exitosa en España.

¿Dónde nació esta iniciativa? ¿En qué consiste el aprendizaje servicio? ¿Por qué ha triunfado en España?

‘SERVICE- LEARNING’

Aunque la idea de implantar este modelo educativo aparece en  los Estados Unidos, más concretamente a Canadá, país en el que se creó por primera vez el ‘service learning’ (aprendizaje servicio)como elemento educativo, hay más países que se han sumado a esta iniciativa una vez se testaron los efectos positivos de este proyecto como Londres, Alemania e Irlanda. . América Latina también forma parte de este proyecto y, Argentina, es el país que mejor funciona.

En España, Manuela Carmena fue la encargada de poner en marcha este proyecto con la firma de un convenio que tenía como objetivo la unión de la sociedad y los estudiantes en torno a un objetivo común: el compromiso con causas sociales como la lucha contra el cambio climático o la vulnerabilidad de ciertos colectivos.

2017 fue el año en el que se produjo la implantación de este proyecto y que ahora, 3 años más tarde, se ha extendido por todo el país y está registrando un éxito sin precedentes. Muchos niños y niñas forman parte de estas actividades de concienciación  que van desde las campañas para donar sangre, pasando por la restauración de pueblos abandonados o la reforestación de zonas afectadas por incendios. Frenar el absentismo escolar o ayudar a nuestros mayores son también otro de los puntos fuertes en los que actúa esta metodología.

APRENDIZAJE Y COMPROMISO

La metodología, que se ha instaurado con mucha fuerza en nuestro país, aparece en la agenda educativa del que es ya un Gobierno estable en nuestro país y tiene previsto establecerse como una ley educativa en condiciones.

Así lo han confirmado mediante una nota en la que se establece que «en el conjunto de los tres primeros cursos de secundaria, los alumnos podrán cursar alguna materia optativa, y dentro de estas asignaturas optativas se puede elegir un proyecto de colaboración con un servicio a la comunidad».  Sin embargo, desde el Ministerio de Educación, prefieren no manifestarse porque la ley aún no está asegurada y porque puede sufrir muchas modificaciones.

Además, Roser Batlle, fundadora de la Red Española de Aprendizaje-Servicio,en una entrevista para el diario El País, ha sugerido que de momento este aprendizaje sea optativo, ya que cree que no tiene sentido que esta metodología sea obligatoria, si el proyecto no está maduro y los profesores formados y convencidos. Batlle asegura que es algo costoso cuantificar cuántos menores forman parte de este proyecto y  tras ponerse en contacto con esta web, IRISPRESS MAGAZINE, ha compartido que ya se encuentra trabajando en un importante informe en el que trabajará para poder ofrecer unos datos algo más claros sobre esta importante y beneficiosa iniciativa social.