Joaquin Phoenix, contra la hipocresía

«¿Todos sabemos que no es una puta competición, no?» Así comenzó Joaquin Phoenix su discurso tras ganar el Globo de Oro al mejor actor principal por su interpretación en el Joker.

Como se espera, el actor subió al escenario para dar sus agradecimientos y hacer un pequeño discurso. Lo que nadie sabía es que el discurso iba a ir contra los propios premios de esa gala, una bala directa al corazón de Hollywood.

NO ES UNA COMPETICIÓN

No dudó en dirigirse a sus compañeros con los que compartía nominación en esta categoría: Christian Bale (Ford v Ferrari), Antonio Banderas (Dolor y Gloria), Adam Driver (Historia de un matrimonio) y Jonathan Pryce (Los dos papas). A todos ellos les lanzó una afirmación: «no hay un puto mejor actor«, asegurando que estos premios tienen un valor mediático y que, lejos de tomárselo como una lucha, él no deja de ser un mero «estudiante» de todos ellos. Reconoció que le habían «inspirado» por sus «interpretaciones memorables», por las que ha felicitado a algunos, no a todos, ya que otros le siguen intimando, «aunque compartimos el mismo agente», compartía Phoenix entre risas con el público.

Un discurso cargado de una crítica aguda y, también, de palabras malsonantes que la NBC tuvo que censurar a los telespectadores.

 

MENÚ VEGANO 

El hombre que se esconde detrás de Arthur Flek en el Joker, reconoció que en esta 77ª edición de los Globos de Oro pudo cenar por primera vez. Phoenix, vegano desde hace más de veinte años, agradeció a la Asociación de Prensa Extranjera que se eligiera un menú vegano y que se reconociera «la relación entre la ganadería y el cambio climático». El actor considera que servir un banquete vegano en una ceremonia como esa mandaba un «mensaje muy potente».

Cuando llegó a la sala de prensa, adimitió que «estaba todo excelente» y que se sentía «conmovido». Además, comparó el hecho de consumir carne animal con fumar. En el último caso, se reconoció que el tabaco era perjudicial para las personas que fumaban y para los que no, por lo que se prohibió fumar en los lugares públicos. Para Phoenix, consumir productos de origen animal «ha dejado de ser una opción personal».

AUSTRALIA 

Hace meses que Australia vive soportando las llamas y todas las consecuencias climáticas que estas conllevan.  El actor estadounidense no quiso pasar por alto los incendios que llevan asolando el país desde hace tres meses, pero con su particular tono. «No quiero agitar las aguas, pero ya están agitadas», así comenzaba Phoenix, para, más tarde soltar su crítica: «Está muy bien desearle lo mejor a Australia, pero… no sirve de nada». De esta manera, el protagonista del Joker centró su crítica nuevamente en la hipocresía de las palabras y la falta de hechos, aunque, por supuesto, reconoce que es «un gesto precioso».

Después de lanzar su particular lanza de apoyo a Australia, centró el final de su discurso en el cambio climático en general. Joaquin Phoenix está muy comprometido con el medio ambiente, aunque él mismo reconoce que sigue aprendiendo todos los días para hacerlo mejor. En la gala reivindicó que «no solo basta con votar», todos los ciudadanos tienen que poner de su parte y llevar a cabo acciones día a día.

De nuevo, no podía despedirse sin hacer un comentario en contra de la hipocresía, tema presente en todo su discurso, pero, esta vez, contra algunos de los allí presentes: “Espero que todos juntos podamos unirnos y llevar a cabo cambios reales. Está muy bien pedir el voto, pero a veces tenemos que asumir nuestra propia responsabilidad y hacer sacrificios y cambios en nuestras vidas. Espero que no necesitemos jets privados para ir a Palm Springs. Yo intentaré portarme mejor, espero que que vosotros hagáis lo mismo”.

AGRADECIMIENTOS

En su discurso polémico, el actor cogió aire en un momento para tener unas palabras de agradecimiento hacia Todd Phillips, director de Joker, nominada también a mejor película de drama. Phoenix le agradeció «haberlo convencido para hacer este papel» y animarlo a «darlo todo y ser sincero». Por otra parte, el actor le dio las gracias a su director y amigo por haberlo soportado, ya que el actor reconoció que se considera un «grano en el culo» y, por ello, se siente «totalmente endeudado», afirmó en la gala.

Después de estas palabras, un simple «Rooney» cargado de emoción le bastó al que hiciera de Joker para mostrar su agradecimiento hacia su mujer, Rooney Mara.

¿ESTO NO SON NOTICIAS ANTIGUAS?

El Joker será uno de sus actuaciones estrella en su vida, sin embargo, es inevitable que a Phoenix le canse hablar tanto sobre un mismo papel. Después de la ceremonia, el actor respondió algunas preguntas en la sala de prensa, uno de los periodistas allí presentes decidió preguntarle sobre la preparación para ponerse en la piel de Arthur Fleck. Una pregunta aparentemente inofensiva a la que el actor respondió: «¿Esto no son noticias antiguas? Siento que llevo hablando de esto seis meses. Ya he respondido a esta pregunta. ¿Quieres una versión diferente? ¿La cambio ligeramente o qué debería hacer?».

Phoenix no dudó en mostrar su irritación y su cansancio al encontrarse con esta pregunta, aunque finalmente aseguró que «Fue un proceso largo y la manera en la que trabajé en esto fue un poco errática. No lo abordé de manera lineal. Lo que más curiosidad me generó fue la medicación que él tomaba y sus efectos secundarios».