Spotify se desmarca de la política

Cada vez son más las empresas que empiezan a separar sus actividades profesionales de los movimientos políticos. Muchas de ellas son conscientes de que, a día de hoy, la política se ha convertido en un punto de encuentro en el que la polémica y las desavenencias por las diferencia ideológicas están a la orden del día.

Por este motivo, grandes gigantes tecnológicos han creído conveniente no juntar los contenidos que ofrecen como empresas con informaciones con algún tipo de trasfondo político.

Este ha sido el caso de Spotify. La plataforma musical más importante del mundo ha comunicado que, a partir del año 2020, eliminará de sus servidores los anuncios y publicidades de contenido político y, además, ha asegurado que esta medida se extenderá también a los podcasts.

En un comunicado publicado por la compañía se especifica también que “esta medida se aplicará, en primer lugar, en los Estados Unidos y a lo largo del año se irá implementando en todo el mundo”.

Pero, ¿qué se esconde tras esta decisión de Spotify de ocultar las publicidades políticas de su plataforma?

ELECCIONES PRESIDENCIALES

Aunque pueda resultar este cambio de rumbo por parte de Spotify en cuanto a la publicidad, la decisión tiene una explicación y es, cuanto menos, razonable.

Desde la plataforma de streaming musical han revelado que no quieren que la publicidad que se ofrece en la aplicación pueda influir en la elección de voto de sus usuarios. Con este cambio, Spotify se adelanta a lo que está por venir en el continente americano, y es que en un corto periodo de tiempo comenzarán las campañas para las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre de 2020, y creen que compartir publicidad política en su plataforma puede ser contraproducente.

LUCHA CONTRA LAS FAKE NEWS

Dejando a un lado el inminente comienzo de las campañas electoralistas en EEUU, Spotify tambien ha compartido que esta decisión no se plantea solo como un elemento de libertad de pensamiento político, sino como una lucha contra las fake news.

Desde la plataforma, a través de un portavoz que ha hecho público el comunicado, han asegurado que “todavía no tenemos el nivel necesario de madurez en nuestros procesos, sistemas y herramientas para validar y revisar responsablemente este contenido”. De esta forma, Spotify se asegura que sus usuarios no tengan acceso a informaciones engañosas que puedan influir en ellos.

TWITTER, FACEBOOK Y GOOGLE

Con esta nueva política de empresa que la plataforma musical pondrá en marcha a comienzo de este 2020, Spotify se une a otras grandes empresas que también han puesto en sus modelos de trabajo la norma de no compartir contenidos publicitarios a sus usuarios, como Twitter, Facebook o Google. 

Estas dos últimas ya llevan meses trabajando para eliminar  anuncios políticos que contengan afirmaciones falsas o engañosas, uno de los principales enemigos a batir durante cualquier campaña electoral.

Por su parte, la red de microblogging Twitter, desde el pasado mes de octubre, ya tiene prohibido cualquier tipo de contenido publicitario político. Además,  Twitter se ha propuesto tener mano dura contra este tipo de publicidades, y si desde la plataforma detectan que un mismo contenido se sube de forma continua, en un primer lugar notifican al usuario de que está infringiendo una norma , y si este decide ser reincidente, la red del pajarito azul puede decidir cerrar su cuenta de forma indefinida.