TIKTOK vuelve al ojo del huracán

En los últimos meses, la aplicación de moda y preferida entre los jóvenes, TikTok, ha ocupado infinidad de titulares por las diferentes polémicas a las que ha tenido que hacer frente. Y no solamente ha tenido que enfrentarse a los voraces titulares de la prensa, sino que también ha tenido que lidiar con los constantes enfados de sus usuarios ante las decisiones que la red social ha ido tomando durante los últimos meses.

Decisiones que le ha costado más de un disgusto a esta aplicación que cuenta con la escalofriante cifra de 1.000 millones de usuarios en todo el mundo y que, con el paso de los días, va en aumento.

TikTok ha sentado un precedente sin comparación en el mundo de las redes sociales, y desde la cúpula de la plataforma saben que cualquier decisión o cambio que hagan va a ser examinado con lupa.

Justo esto es lo que le ha ocurrido, de nuevo, a la red social. Después de haberse visto envuelta en una gran polémica por haber suspendido la cuenta de una usuaria que, en un tutorial de maquillaje, denunció los abusos y torturas que sufre la comunidad musulmana en China, país de nacimiento de la aplicación, ahora la aplicación se enfrenta a una nueva guerra cibernética con sus seguidores por restringir y limitar el acceso de los usuarios a vídeos de perfiles de personas del colectivo LGBTBI, personas con sobrepeso o con limitaciones físicas o mentales.  

“USUARIOS ESPECIALES”

La historia, aunque pueda parecer increíble, es cierta. La bomba estalló cuando un medio alemán tuvo acceso a unos documentos internos de la compañía china en la que se detallaba como los empleados de TikTok recibían órdenes por parte de sus directores de filtrar y calificar los vídeos de “usuarios especiales” ante la supuesta oleada de críticas que estos podrían recibir.

Personas del colectivo LGTBI, personas con sobrepeso y con discapacidad eran las características que cumplían los usuarios que fueron vetados por esta red social y que además, sus contenidos fueron calificados como “no recomendados”.

Esta noticia fue recibida con ira por parte de los usuarios de TikTok, quienes entendían que esta restricción en el contenido de la plataforma es una violación de los derechos humanos por estar apoyada en la exclusión y discriminación de estos perfiles.

EXCLUSIÓN Y DISCRIMINACIÓN

Tras entender esta decisión los usuarios como una práctica inaceptable por parte de la aplicación, comenzaron a mostrar su repulsa por la decisión en otras redes sociales como Twitter, en donde llegó a convertirse en tendencia la censura de la plataforma a todos los usuarios que cumplían con alguna de las características anteriores.

¿Las dos palabras más repetidas? Exclusión y discriminación. La plataforma, que ha sufrido su mayor crecida de usuarios en este 2019, tenía que enfrentarse a una nueva polémica que había desatado la ira de sus usuarios.

Sin embargo, TikTok tenía un as bajo la manga con el que explicaría el porqué de esta decisión que generó u gran revuelo entre sus seguidores.

RESPUESTA OFICIAL

La compañía china sabía que tenía que salir del paso y se vio en la obligación de explicar el porqué de esta comentada decisión.

“Usuarios altamente vulnerables al acoso”. Esta es la explicación que ofrecieron desde la plataforma a la decisión de censurar los vídeos de una parte de sus usuarios. Desde la aplicación, reconocen que quizás esta opción no fue la más adecuada pero advierten que esta premisa no tenía nada que ver con el contenido de los vídeos, sino con los rasgos físicos de los protagonistas de ellos.

Asimismo, TikTok asegura que el único objetivo que se tuvo para aprobar esta medida era el de “evitar a sus usuarios que pasasen por situaciones de acoso y que esto pudiera ocasionarle problemas aún más graves”.

También quisieron aclarar que esta medida no es de carácter indefinido, sino temporal. Además, desde la plataforma apuntan a que, debido a esta situación que no esperaban, sus controladores buscarán nuevas fórmulas de protección y medidas anti acoso sin necesidad de que sus contenidos se vean afectados.

Aunque estas explicaciones no consiguieron calmar la furia de sus seguidores, TikTok quiso resaltar que desde la compañía apoyan a todos los colectivos sociales, y que no está entre sus ideales el discriminar o excluir a nadie por sus características personales o físicas.