Las 10 personas más relevantes para la ciencia de este año

Se va acabando el año y toca hacer un recuento y un resumen de todo lo que ha pasado en él. La revista británica Nature ya lo ha hecho con su tradicional lista anual de las personas más relevantes en la ciencia durante este 2019, año en el que el medioambiente ha ocupado la mayor parte del protagonismo.

PROTEGER EL AMAZONAS DE BOLSONARO

El pasado verano veríamos al Amazonas arder en llamas que devoraron más de dos millones de hectáreas, según el INPE (Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales), del considerado pulmón del planeta. El físico brasileño, Ricardo Galvão, que en ese momento dirigía dicha institución, publicó un documento en el que se apreciaba la creciente deforestación del bosque tropical. El científico reveló que alrededor de 9.700 kilómetros cuadrados se habían perdido, un 30% más que en 2018. Tras la publicación de este informe, el presidente Jair Bolsonaro arremetió contra él, puso en duda estos datos del INPE y pidió que se reconsideraran por “si dentro hay personas que divulgaron la información de mala fe para perjudicar a este Gobierno”.

La publicación de estos datos alarmantes provocaron el despido de Galvão por petición de Bolsonaro. Sin embargo, recibió el apoyo de otros líderes y científicos y se posiciona en Nature como uno de los científicos más relevantes del año.

 

IMPORTANCIA DE LA BIODIVERSIDAD

La bióloga argentina Sandra Díaz también es una de las caras que aparece en la lista de este año. Díaz ha elaborado el mayor informe sobre la situación de los seres vivos en la Tierra, en el que denuncia que un millón de especies animales y vegetales se dirigen a una inminente extinción.

La que fuera ganadora del Premio Princesa de Asturias de Investigación en este año, revela en este informe, elaborado por la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas, datos alarmantes: las especies nativas en la gran parte de los hábitats terrestres principales ha disminuido en un 20%; el caso de los corales y los anfibios es aún peor, cuya desaparición está por encima del 30%.

 

UNA LUCHA SIN EDADES

La revista británica tampoco ha dudado en incluir a la joven Greta Thunberg. Con tan solo 16 años, esta activista sueca ha conseguido poner nerviosos a líderes como Bolsonaro y Donald Trump.

La adolescente no forma parte del elenco científico, pero Nature considera que ha sido una de las personas más influyentes e inspiradoras del año en la lucha contra el cambio climático: “Una adolescente sueca ha llevado la ciencia del clima a la primera línea, mientras canalizaba la ira de su generación”, ha afirmado la revista. La causante de los “Viernes por el Futuro” también ha sido considerada “Persona del año” según la revista Times.

ESTALLIDOS EN EL ESPACIO

Victoria Kaspi se ha ganado su puesto por su papel fundamental en la construcción del telescopio CHISME (Canadian Hydrogen Intensity Mapping Experiment). Uno de sus principales objetivos es captar las ráfagas de radio procedentes de lugares recónditos de la galaxia. Muchos expertos aseguran que estos estallidos se pueden tratar de estrellas de neutrones o agujeros negros que se encuentran a miles de millones de años luz de nuestro planeta.

El CHIME, situado en Canadá, trata de averiguar estos movimientos cósmicos y dar respuesta a miles de preguntas sobre lo que pasa más allá de nuestra esfera.

 

DE LA MUERTE A LA VIDA

El neurocientífico Nenad Sestan y su equipo (Escuela de Medicina de Yale) han desarrollado un sistema cerebral que imita el flujo sanguíneo. Utilizaron cerebros de cerdos que habían sido previamente decapitados y, tras el estudio, observaron que estos seguían teniendo un metabolismo activo, es decir, todavía eran capaces de tomar oxígeno y expulsar dióxido de carbono. Restauraron con este método la circulación y algunas funciones biológicas, de manera que, han ampliado el conocimiento de los límites del cerebro.

INTERMINABLE ÉBOLA

Sin ningún tipo de protección, ni mascarillas ni guantes. Así es como encaró Jean-Jacques Muyembe Tamfum el primer brote de ébola en 1975. Este científico congoleño lleva las últimas cuatro décadas sumido en la investigación de esta virus, trabajando día a día por averiguar técnicas que permitan la detección y el diagnóstico del ébola, que se ha cobrado la vida de más de 2.000 personas desde el pasado año. Muyembe Tamfum, codescubridor del virus, asegura que este décimo brote es el más duro hasta la fecha.

 

INMUNIDAD AL VIH

El inmunólogo Hongkui Deng y su equipo (Universidad de Pekín) han demostrado que la técnica CRISPR se puede aplicar a adultos con VIH. A través de esta técnica, consiguieron hacer resistentes al VIH a ratones. Tras este descubrimiento, se lo aplicaron a un paciente de SIDA, que también tenía leucemia linfoblástica aguda, sin embargo, la estrategia de Deng y los suyos no funcionó. El inmunólogo asegura que queda mucho camino por recorrer y, el método, aunque no haya dado resultado, afirma que va por buen camino y que su objetivo es conseguir el 100% de eficacia.

LA CUÁNTICA DE GOOGLE

John Martinis asegura haber conseguido la “supremacía cuántica” con su hardware de Google. Él y su equipo construyeron un ordenador que podía calcular en alrededor de tres minutos, en contraste con otra máquina igual más antigua a la que le llevaría hacer el cálculo unos 10.000 años. En una entrevista con SINC, Martinis contó que “nuestro ordenador cuántico tendrá menos errores que los de nuestros rivales y que este menor nivel de errores será lo suficientemente significativo como para que se puedan ejecutar algoritmos más complejos”.

 

VUELTA A LOS ORÍGENES

El panteólogo Yohannes Haile-Selassie, investigador del Museo de Historia Natural de Cleveland (EE.UU.), y su equipo encontraron el cráneo de un homínido con casi cuatro millones de años de antigüedad en la región de Afar (Etiopía). El análisis del cráneo reveló que se trataba de la especie Australopithecus anamensis, la más antigua de los australopitecus conocida hasta ahora. Este descubrimiento ha puesto en duda la teoría sobre la evolución del ser humano.

JUSTICIA CON LOS TRASPLANTES

La experta en bioética Wendy Rogers y su equipo de voluntarios (Universidad de Macquarie, Australia) detectaron en una investigación con más de 80.000 trasplantes que, muchos de ellos, podrían haber sido sin ningún tipo de consentimiento en China. Rogers barajó la posibilidad de que se estuviesen utilizando los órganos de prisioneros y algunas revistas chinas, como PLoS ONE o Transplantation, se han retractado en las investigaciones que habían hecho anteriormente sobre el tema.