Ya no será tan fácil ser el número uno

No corren buenos tiempos para la venta de discos físicos, sin embargo, hay muchos artistas que mediante artimañas de marketing se están beneficiando y eso se nota visiblemente en las listas de los discos con más éxito de Billdboard.

LA ESTRATEGIA DEL BUNDLE

La revista estadounidense Billdboard ha cambiado las reglas del juego para evitar las trampas que hacen que muchos discos lleguen a ser el número uno en su tradicional ránking por medio de los “bundles”. Esta práctica consiste en la venta de CD’s o descargas digitales como paquetes, es decir, que su compra o descarga incluye merchandising del cantante o del grupo en cuestión, como, por ejemplo, entradas a conciertos, camisetas, gorras, etc.

DISCOS SIN FECHA DE LANZAMIENTO

Ahora bien, este paquete comercial tiene algo de truco para aumentar las ventas y descargas de los discos, ya que hace que se vendan álbumes, aunque estos todavía no se haya lanzado o ni siquiera tengan una fecha prevista de lanzamiento, como es el caso de Travis Scott. Por lo tanto, el disco más vendido es aquel que más productos apetecibles adjunta en el paquete, por lo que la finalidad de este ránking se ha visto distorsionada y lo que menos se valora es la calidad musical, que de eso se trata.

Muchos son los artistas que se han visto perjudicados directamente por la práctica del “bundle”, como, por ejemplo, Nicki Minaj, que quedó segunda en el ránking detrás del anteriormente mencionado, Travis Scott; o DJ Khaled en la misma posición detrás de Tyler, The Creator.

NUEVAS REGLAS

El portal norteamericano que realiza la lista de los discos más exitosos se ha hecho eco de estas injusticias y da un golpe en la mesa: “En el futuro, para que la venta de un álbum se cuente como parte de un bundle, todos los artículos del paquete también deberán estar disponibles para su compra de forma simultánea e individual en el mismo sitio web (del artista)”, advierten desde la revista a los artistas.

A partir del próximo 3 de enero habrá nuevas reglas para la clasificación de los discos:

  • Los productos que se añaden al disco como parte de un “álbum bundle” se podrán comprar por separado en la misma web de venta.
  • Estos productos que se puedan vender por separado tendrán un precio inferior al coste total del “bundle”.
  • La compra de estos productos solo será permitida a través de la web de los artistas.

De esta manera, cuando el disco sea vendido dentro de este paquete comercial, contará en el recuento de Billdboard siempre y cuando el disco llegue a manos de su comprador o se haya efectuado la descarga del mismo, es decir, cuando el disco se haga público.

ESTRATEGIA DE PRECIOS

El precio mínimo que necesita un disco para formar parte de las listas del Billboard es alrededor de 3,49 dólares. No obstante, muchos astutos incluían el precio del disco dentro del “bundle”, de manera que incluían el álbum sin tener haber ni siquiera salido, como se ha explicado anteriormente. Si el paquete sin CD cuesta 20 euros, con el disco debe costar 23, de esta manera la venta será válida dentro de este nuevo marco.

CAÍDA EN VENTAS

De acuerdo a la revista, en los dos últimos años la venta de los álbumes ha ido de capa caída. Hasta noviembre calcularon descendieron un 19%, mientras que en 2018 cayeron en un casi 18%, en lo que se traduce a 141 millones de discos.

RÁNKING DE QUIÉN HACE MÁS DINERO

Por esto, los artistas necesitan estrategias de marketing y muchas caras conocidas no han dudado en llevar a cabo este engaño: Celine Dion, Kanye West, Taylor Swift, Madonna, Billie Eilish, Ariana Grande y un largo etcétera, que ha hecho que estas listas no juzguen el nivel musical, sino que posiciona al que más dinero genera.

Los discos que salgan a partir del lanzamiento de la nueva normativa, tendrán que cumplir con todos estos requisitos. Asimismo, también lo tendrán que hacer los discos que ya hayan salido a la venta. Hay una excepción: los álbumes que se vendan junto al billete de un concierto, “donde el precio de un álbum sea parte del costo de un boleto y su inclusión se promocione al comienzo de su compra”, ya que como aseguran en la revista “reflejan un deseo del consumidor de recibir el álbum”.