Paradas a demanda

Los búhos son, ahora, más nocturnos que nunca.

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un proyecto pionero que se basa en la creación de paradas de autobús intermedias con el objetivo de reforzar la seguridad de los grupos sociales considerados más vulnerables.

La medida, que aún no ha entrado en vigor y se encuentra en fase de prueba, se aplicará en todas las líneas de autobuses nocturnos interurbanos, al considerar estas líneas las más alejadas del centro de la capital y, por lo tanto, los lugares en los que se pueden producir situaciones de mayor inseguridad.

¿CÓMO FUNCIONARÁN LAS PARADAS A DEMANDA?

El funcionamiento que tendrán estas paradas será fácil y accesible a partes iguales. Cuando llegue el momento de acercarse a la parada solicitada, el usuario deberá acercarse al conductor y solicitar esa parada a demanda.

Para aumentar la seguridad del usuario en cuestión, la bajada del vehículo se realizará por la parte delante. De esta forma, la persona se asegurará que baje sola y que nadie pueda seguirle durante el trayecto hasta su domicilio.

MUJERES Y NIÑOS

La medida estará destinada para mujeres y niños. El motivo de esta decisión es que, desde la Comunidad de Madrid, consideran que ambos grupos son susceptibles de ser más vulnerables.

La iniciativa se pondrá, previsiblemente, en marcha después de que finalice la época de Navidad. Con este proyecto, la Comunidad pretende reforzar la seguridad de los grupos mencionados para que lleguen en condiciones normales a su casa, e intentar reducir así el alto índice de criminalidad y de intentos de abuso hacia los menores y mujeres.

Desde la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras aseguran que aún no se ha puesto en marcha este funcionamiento porque el piloto “servirá para evaluar la aceptación de esta iniciativa y para ir perfilando su modo de funcionamiento”.

EL SUR DE MADRID

Las zonas en las que se aplicarán estas nuevas rutas serán las situadas al sur de la comunidad.

FuenlabradaLeganésPinto y Valdemoro son las zonas en las que, a partir del mes de enero, se podrá disfrutar de este nuevo servicio ofrecido por el Consorcio Regional de Transportes. Dentro de estos tramos también se incluye a Las Rozas.

APLAUSO COLECTIVO

La noticia de la instauración de las paradas a demanda llega después de más de un año de peticiones por parte de los Ayuntamientos de los mencionados pueblos.

Por este motivo, la noticia ha sido recibida como una victoria en materia de igualdad y seguridad, ya que se consigue asegurar unos niveles de seguridad óptimos para las mujeres y niños que quieran hacer uso de esta ampliación en el transporte público madrileño.

ÚLTIMOS RETOQUES

Antes de que comiencen a operar los autobuses con la parada a demanda ya implementada, desde el Consorcio y los ayuntamientos han confirmado que aún quedan algunos retoques que darle a este proyecto que se pondrá en marcha en un plazo de dos meses.

Esta espera se enmarca en el escenario de unas reuniones de coordinación en las que la premisa fundamental se apoya en «reducir la sensación de inseguridad entre la población femenina y el riesgo de sufrir agresiones machistas», así como «la protección de los menores cuando vayan solos por la calle y de noche».