No más «likes» visibles en Instagram

«A partir de hoy, ampliaremos nuestra prueba de recuentos de me gusta privados a nivel mundial. Si está en la prueba, ya no verá el número total de «Me gusta» y vistas en fotos y vídeos publicados a menos que sean suyos», así lo ha anunciado la red social de fotografía, que pertenece a Facebook, en su cuenta de Twitter.

RESPUESTA POSITIVA

Este anuncio implica la eliminación pública de los llamados “likes” a nivel mundial, sin embargo, la aplicación ya ha estado haciendo la prueba con usuarios de otros países, como Italia, Irlanda, Canadá, Brasil, Australia, Japón y Nueva Zelanda. Sorprendentemente, la acogida de este cambio ha sido positiva. En España, algunos usuarios también han sufrido el cambio. Estas pruebas no implican que el cambio sea permanente, aunque vista la aceptación en dichos territorios puede que en un futuro no muy lejano sí que lo sea.

FUERA LOS COMPLEJOS

En esta red social se le da mucho valor al contenido que se sube en base al recibimiento de los seguidores: si tienes muchos likes significa que el usuario automáticamente tiene la aprobación de su séquito. El hecho de ejecutar o no un simple golpe de clic, aparentemente inofensivo, puede ser bastante perjudicial para la salud mental, sobre todo, de los más jóvenes.

El psicólogo y profesor de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, José Ramón Ubieto ha asegurado en Europa Press que «Las pantallas han aumentado el narcisismo, al poner el ‘yo’ en primer lugar: nuestra imagen pasa a ser el principal emblema y esto puede tener efectos colaterales negativos: exhibicionismo, transformación de la intimidad y la privacidad, ciberacoso, amenazas, etc.».

FAMOSOS A FAVOR Y EN CONTRA

Desde que se anunció este cambio en la plataforma, muchos artistas se han posicionado a favor y en contra. La artista Nicki Minaj rechaza este cambio y, a modo de huelga, ha dejado de subir contenido en la app desde el anuncio. Eso sí, utiliza Twitter para poder expresar la rabia ante este nuevo cambio con mensajes que más tarde borró: “Primero, ellos trastocaron la relación con nuestros seguidores al modificar el algoritmo. Más tarde, lo mejoraron para mostrarnos lo fantástico que era el nuevo iPhone… quiero decir, la nueva herramienta de Instagram Stories. ¿No crees que tu iPhone se ralentiza porque se va a lanzar un nuevo modelo?”.

Su archienemiga, Cardi B, parece unirse a la causa, alegando que lo que hace daño no son los likes, sino los comentarios hirientes: “»Lo que duele es cómo han cambiado los comentarios en los últimos años porque hay gente que usa los argumentos más raros, los más locos (…) y todo porque quieren estar arriba, quieren más reacciones. Y eso es lo que yo creo que daña más que los likes»”.

Y como no, no podía faltar la reina de Instagram, la gran Kim Kardashian, que también se ha manifestado y, para sorpresa de muchos, se muestra completamente a favor del cambio, ya que como asegura, ella ha sido testigo de cómo gente a su alrededor sí que está obsesionada con recibir un pulgar arriba. No obstante, la empresaria con más de 150 millones de seguidores, también afirma que se considera una persona “extremadamente fuerte”, pero que está dispuesta a que sus millones de likes dejen de aparecer por todas aquellas personas a las que le supone un trauma o un complejo.

¿FIN DE LA ERA DE LOS INFLUENCERS?

Un estudio de Hype Auditor trata el “efecto llamada del like. Cuando un usuario ve una publicación con infinidad de “me gusta” hay una mayor tendencia a que este sujeto también haga un clic. Por lo tanto, aunque los influencers sigan recibiendo infinidad de likes, no serán públicos y, como consecuencia, tampoco visibles al resto, por lo que no existirá ese efecto llamada. ¿Provocará este cambio de la aplicación el principio de su fin?

Aunque todavía no se sabe, sí es verdad que, por ahora, este cambio trae para ellos más contras que pros. Cuando una marca contrata la imagen de un influencer, tiene en cuenta muchos aspectos: el número de seguidores, la interacción, los likes y los comentarios. Por otra parte, las publicaciones que cuenten con más interacciones estarán mejor colocadas en Instagram. Ahora bien, ¿si desaparecen los likes va a descender el número de comentarios? O lo que es peor, ¿si desaparecen los «me gusta» y los comentarios bajará el número de seguidores?

Este es el efecto mariposa al que, probablemente, se tendrán que enfrentar muchos influencers y del que dependerá la mayor parte de su fortuna.