Black Friday : ¿ventaja o estafa?

Se ha convertido en una tradición casi tan habitual como la de regalar en las Navidades.

El Black Friday es la fiesta del descuento previa a la época estival, rebajas que van desde el 20 al 50 por ciento, o más en algunos casos. En estos tres días de rebajas, muchos ciudadanos aceleran sus compras navideñas o deciden darse algún que otro capricho.

Sin embargo, hay muchos ciudadanos y expertos que aseguran que las ofertas del Black Friday no son tan buenas como nos han hecho creer.

CITA INELUDIBLE

Desde hace ya unos años, el Black Friday se ha convertido en la precuela de las Navidades. La fiesta de los descuentos gana, con el paso de sus ediciones, más y más adeptos dispuestos a encontrar la ganga perfecta.

Para esta nueva edición, se espera que cada persona gaste unos 250 euros por cabeza, lo cual generará millones de ingresos para las grandes empresas textiles y tecnológicas, las dos bazas que más se consumen en estos tres días de descuentos.

LAS VENTAS SE DISPARAN

Tal es el efecto llamada de este evento de compras, que hay que tener especial cuidado con llegar a caer en ese consumo innecesario del que tanto hablan los expertos.

Además, las condiciones del Black Friday son las mismas que las de las compras navideñas, por lo que cada vez son más los consumidores que deciden hacer sus compras de navidad antes de que lleguen las señaladas fechas.

Las ventas,  por cuestiones como esta, se disparan en casi un 200% y las tallas se agotan en cuestión de horas. Sin embargo, son los especialistas en esta materia del ‘viernes negro’ los que dicen que el Black Friday es una forma fácil que tienen las empresas de ganar dinero al mismo precio que al que estaban antes de iniciar este periodo previo de rebajas.

¿UNA ESTAFA?

Este motivo es el que lleva a muchos compradores habituales a advertir de este supuesto engaño al que se  enfrentan los consumidores en las tres jornadas de duración del Black Friday.

Muchos usuarios han subido a redes sociales como Twitter o Instagram sus experiencias durante el Black Friday y lo han catalogado de estafa.

¿El motivo? Pues que muchos de estos compradores han comprobado que esos descuentos de los que se alardea en el Black Friday no son más que una mentira puesto que, las grandes empresas textiles inflan los precios de sus productos para que, una vez se les aplique el descuento, estos queden al mismo precio de salida inicial.

Es lo que muchos califican de “subir para bajar sin que los compradores tengamos beneficio alguno una vez hagamos las cuentas”:

INTERNET, EL PARAÍSO DE LOS COMPRADORES

Del conjunto total de compradores, una gran cantidad de ellos realiza sus compras por internet o por las aplicaciones oficiales de sus tiendas favoritas.

Por eso, desde la Agencia de Protección de Datos (AEPD) y FACUA advierten de los peligros que tiene realizar las compras por internet siempre que se hagan fuera de los servicios habituales para hacerlas.

Según un estudio de la AEPD, uno de cada cuatro españoles realizó el pasado Black Friday sus compras por internet. Y de estos compradores virtuales, un 39% de ellos admite haber sentido miedo al facilitar sus datos para comprar por internet.

Por eso, desde ambas organizaciones recomiendan hacer un seguimiento de los precios de los productos, que no faciliten sus datos privados a aquellas empresas en las que no confíen en exceso y, sobre todo, que revisen las condiciones de compras de los productos, ya que estas pueden ser su salvación y motivo de reembolso del dinero si existe algún problema con la compra.