El Samur pide ayuda

La plantilla de SAMUR Social no puede más. Llevan meses pidiendo ayuda a las instituciones para poder solucionar el gran problema al que llevan haciendo frente: la falta de recursos para poder acabar con la situación de emergencia social en la que se encuentran muchas de las personas que acuden a ellos.

¿La respuesta? Ninguna. Se sienten olvidados, ninguneados, decepcionados. Nadie les da una solución, y por eso, la plantilla del organismo de asistencia pública social de la Comunidad de Madrid decidió convocar una huelga de 24 horas para hacerse oír. No solo denuncian la situación de precariedad en la que se encuentran los trabajadores, sino la cantidad de meses que muchos solicitantes de asilo llevan acampando a las puertas de la sede de Samur Social.

La situación, dicen, es insostenible. No tienen recursos para trabajar con holgura, no tienen espacio en sus centros de acogida, les falta personal. No tienen nada con lo que hacer frente a esta situación y tampoco tienen nada para poder ofrecer un servicio de calidad en plena Campaña de Frío.

QUÉ ES EL SAMUR SOCIAL Y CUÁLES SON SUS COMPETENCIAS

Para entender la problemática con la que conviven los trabajadores del Samur Social y el porqué de esta huelga, es importante conocer el alma máter de este organismo y qué ámbitos sociales son de los que se encarga.

El Samur Social es, en definitiva, una competencia puesta en marcha por la Comunidad de Madrid para atender todas las necesidades sociales a las que el servicio de atención primaria no puede hacer frente. Es decir, todas aquellas personas -con independencia de su nacionalidad – que necesiten una asistencia urgente, recibirán una respuesta inmediata por parte de los trabajadores para intentar solucionar la situación de vulnerabilidad o exclusión social en la que se encuentren los solicitantes.

Entre sus puntos de acción destacan ayudar a los servicios de emergencia convencionales en lo que necesiten, y dar respuesta a la situación de indefensión en la que se encuentran las personas sin hogar que viven en las calles de la capital.

¿POR QUÉ HAN CONVOCADO LA HUELGA?

El objetivo de la huelga el claro: denunciar la falta de recursos tienen los trabajadores de Samur Social, la precariedad del organismo, y la petición hacia las instituciones de dar una respuesta rápida y eficaz a la situación de las decenas de familias que se agolpan a las puertas de la sede del Samur por el colapso de los centros de acogida de la Comunidad de Madrid.

Por esto, la plantilla ha emitido un comunicado en el que se recoge la necesidad de actuar con urgencia, sobre todo, para con las familias solicitantes de asilo y refugio, quienes constituyen el grupo poblacional más afectado que han aterrizado en España en busca de una vida mejor.

En el comunicado publicado se pone el foco en la “continua vulneración de derechos humanos por la carencia de recursos para atender demandas de alojamiento de personas en situación de emergencia social y de extrema exclusión”.

Asimismo, en el comunicado, secundado por Comisiones Obreras y UGT, los trabajadores de Samur Social aluden al “desgaste emocional y psicológico” con el que viven ante la imposibilidad de dar cobertura a las necesidades básicas de estas personas en situación de exclusión.

PETICIONES “COHERENTES”

Otra de las quejas que plantean en el comunicado los trabajadores de Samur Social es que consideran que lo que piden no se escapa de las competencias de las instituciones al no ser imposibles ni hipotéticas.

Desde el ente social presentan sus peticiones como coherentes y reales, dado que no inventan nada de lo que comparten y son situaciones con las que se encuentran a diario.

Además, la plantilla asegura que se han cumplido con los servicios mínimos establecidos por los organizadores de la huelga.

APOYO MASIVO

Según cifras facilitadas por el comité del Samur Social, el 99% de los trabajadores secundaron esta huelga, lo que se traduce en un apoyo masivo por parte de los componentes del organismo público.

En señal de protesta y con sus ideales claros, la plantilla también ha querido responder a la acusación por parte del Ayuntamiento de Madrid que decía que la huelga estaba organizada “sin justificación alguna”.  Ha sido Begoña Villacís, del partido Ciudadanos, la encargada de compartir la opinión del Ayuntamiento asegurando que “ahora mismo, no hay motivos para la huelga y que se puede solucionar la situación”.

Ante este comentario, desde Samur Social han transmitido su decepción y una trabajadora social, en una entrevista al diario El País, ha asegurado que “nos están convirtiendo en maltratadores institucionales” cuando lo único que quieren es dar solución a esta situación de emergencia social que se respira en la capital española.

CAMPAÑA DE FRÍO

La convocatoria de la huelga llegó justo cuando comenzaba la llamada Campaña de frío. Esta campaña se enmarca dentro de una de las tareas de las que se encarga el Samur Social, con la que se pretende dar cobijo a las personas sin hogar o que piden asilo en Madrid.

Sin embargo, los datos no ayudan a que esta campaña pueda desarrollarse con normalidad. Antes de comenzar la mencionada campaña, los centros de acogida de la capital ya tenían ocupadas las plazas destinadas para la Campaña de Frío 2019-2020, que aúnan alrededor de 4.100 puestos.

Además, Samur Social ha hecho pública una noticia para dar visibilidad al colapso del que tanto hablan desde el organismo y que muchos no quieren creer. Una vez se llenó el cupo de plazas destinadas a las personas en riesgo de exclusión social, la competencia social ha tenido que ofertar -antes de tiempo- 150 plazas más destinadas a situaciones de extrema urgencia, un procedimiento que suele habilitarse a finales de noviembre, o incluso principios del mes de diciembre.