El primer coche con capacidad para volar

Aircar es el primer coche con capacidad para volar. Así lo presentó su creador, el ingeniero y piloto eslovaco Stefan Klein, en la Exposición Internacional de Importación de China (CIIE) en Shanghái.

Tanto las alas como las hélices del coche son plegables, lo que permite aparcarlo en las calles o garajes como si de cualquier otro coche se tratase. Entre sus principales ventajas se encuentra la posibilidad de evadir los atascos y también su mayor velocidad y comodidad, las cuales se encuentran muy por encima de las de los coches convencionales, tal y como afirmó Klein.

«Esta aeronave es muy estable y tiene unas características muy buenas de maniobrabilidad y el funcionamiento del motor es perfecto» explicaba Stefan Klein durante su presentación.