Se investiga la muerte de un joven por una presunta negligencia del 112

Según informa la agencia EFE

Se investiga la muerte de un joven de 23 años de Navalcarnero tras sufrir un tromboembolismo pulmonar.

Los padres de este joven acusan al Summa 112 de no activar el protocolo adecuado. La madre realiza una primera llamada en la que el joven repite que se ahoga, el médico le pide a la madre, a Carmen, que le pase a su hijo, pero ella responde que él no puede hablar. El medico insiste en que le ponga al joven al teléfono y el chico le dice “no puedo, me ahogo”. El sanitario termina la llamada confirmando que el chico “respira perfectamente, y afirma que irá un médico a verle pero que “él respira”,” parece que está más bien tocado de algo, no sé… van a ir a verle, hasta ahora”, continuaba finalizando la llamada.

La familia del joven, reclama la responsabilidad de la Administración Pública frente al Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) planteándose además recurrir a la vía penal tras recibir los audios que se produjeron el día de los hechos.