La queman viva por denunciar acoso sexual

A Nusrat Jahan Rafi la rociaron con queroseno y le prendieron fuego en su escuela en Bangladesh el 6 de abril. Su valentía de denunciar 2 semanas antes le trajo la peor de las consecuencias.

Poco menos de dos semanas antes, había presentado una denuncia de acoso sexual contra el director de su centro educativo y fue este mismo junto a otras 15 personas los que la asesinaron. Seis meses después, estas 16 personas fueron condenadas a muerte por este crimen.

Este asesinato ha causado conmoción en Bangladesh. El caso ha puesto el foco en la vulnerabilidad de las víctimas de acoso sexual en Bangladesh. Muchas niñas y mujeres jóvenes en Bangladesh optan por mantener sus experiencias de acoso o abuso sexual en secreto por miedo a ser rechazadas por la sociedad o sus familias.