39 cadáveres han sido hallados en el contenedor de un camión en una zona industrial del condado de Essex, en Reino Unido. 

La policía británica ha detenido al conductor del vehículo como sospechoso de asesinato. Se trata de un joven de 25 años procedente de Irlanda del norte que ya ha sido arrestado por presunto homicidio y ya está siendo interrogado.

Los agentes recibieron una llamada del servicio de ambulancias para confirmarles el hallazgo de los cadáveres, al parecer, según los primeros datos de la policía del condado de Essex, los cuerpos hallados son de 38 personas adultas y un joven, descubiertos en la localidad de Grays, cerca de Londres. Por el momento, según se ha informado en la rueda de prensa, no se ha querido especificar más datos sobre los cuerpos.