La última erupción de Etna

Etna, situado en la isla de Sicilia (Italia), es el volcán activo más alto de Europa a 3.300 metros sobre el nivel del mar y ha vuelto a entrar en erupción después de varios meses con una actividad sísmica más reducida.

El Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV) italiano registró un sismo de magnitud 3,3 en las laderas del volcán. Poco después se produjo una erupción de tipo estromboliano, es decir, formada por pequeñas explosiones de magma y emisiones de material piroplástico.

Las autoridades han elevado la alerta a nivel amarillo y han cerrado parcialmente el aeropuerto, permitiendo solo cuatro aterrizajes como máximo por hora.