Cae la banda que robaba en las casas de los futbolistas

La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil y de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Madrid ha detenido a cuatro personas como integrantes de la banda que asaltaba las casas de jugadores de Real Madrid y Atlético en los últimos tiempos.

La vivienda del rojiblanco Thomas Partey, en Boadilla del Monte, fue asaltada el 1 de octubre cuando trabajaba en su interior una empleada del hogar mientras él se encontraba disputando un partido en Rusia contra el Lokomotiv de Moscú. El brasileño Casemiro, del Real Madrid, sufrió un robo parecido tres días antes mientras disputaba el último derbi contra el Atlético de Madrid.

En junio también fue asaltada la casa de Morata cuando su mujer, sus hijos y una cuidadora se encontraban en su interior mientras el futbolista estaba convocado con la selección española. También en el mismo mes, asaltaron las casas de los madridistas Isco y Zinedine Zidane en un mismo día.

A los detenidos, todos de nacionalidad albanesa, se les atribuyen los delitos de robo de vivienda habitada, pertenencia a grupo criminal, receptación de material robado, sustracción de vehículos y falsedad documental. Los agentes también han encontrado equipos de transmisión y disfraces que utilizaban a la hora de robar para evitar ser reconocidos por las cámaras de vigilancia de las viviendas. Entre joyas y demás pertenencias, eldiario.es informa que también se ha localizado la medalla de subcampeón de la Champions que pertenecía a Thomas Partey. 

Aún se trabaja en la búsqueda de un quinto miembro de la banda del que creen ha podido salir de la Unión Europea, por lo que se ha solicitado al juzgado que dicte una orden internacional de detención contra él.

Benzema, Joaquín, William Carvalho, Kevin-Prince Boateng, Piqué, Jordi Alba, Arthur, Garay, Gabriel Paulista, Funes Mori y Kondogbia han sido otros de los jugadores que también han sufrido asaltos en sus casas.