Se salta un semáforo en rojo y pierde 150.000€

Algunos en la redes sociales, lo han denominado como “karma instantáneo” o “karma de ricos”.

El accidente ha sucedido en Nueva York y el protagonista conducía un Mercedes AMG GT, se saltó un semáforo en rojo y su coche se quedó atascado en una boca de riego y lo inundó completamente.

Según los testigos, el conductor del deportivo circulaba a gran velocidad y se saltó un semáforo en rojo en el distrito neoyorquino de Koreatown.