¿Se puede comer el algodón genéticamente modificado?

La semilla de algodón no es un producto apropiado para la alimentación humana ni para muchos animales, ya que contiene gosipol, un elemento tóxico que permeabiliza las células y actúa como un inhibidor para varias de las enzimas deshidrogenasas, enzimas clave en el metabolismo energético de la célula.

Por este motivo, los científicos llevan tiempo manipulando genéticamente el algodón para eliminar el gosipol de la semilla de la planta. Y, por fin, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos ha aprobado el uso del algodón genéticamente modificado, realizado por investigadores de la Universidad de Texas A&M como fuente de alimento.

En una entrevista para Reuters, los investigadores afirmaron que este algodón tiene sabor a garbanzo y contiene muchas proteínas. Además, podrá seguir manteniendo su uso textil.

Actualmente, tienen la intención de comercializar el invento en un plazo máximo de cinco años.