40 años sin lavarse ni cortarse el pelo

Sakal Dev Tuddu es una institución en la ciudad de Munger, en la India.  Lleva más de 40 años sin lavarse ni cortarse el pelo y asegura que es una ‘bendición de Dios’.

Sus rastas ya han sobrepasado la altura de muchas personas y miden más de 1’80 metros. Tuddu lleva una vida normal en la que su pelo no supone un inconveniente. Se lo coloca como un turbante y lo envuelve en una tela cada vez que sale de casa para no arrastrarlo.

Afirma que fue Dios quien le dijo que no se lo cortara y le pidió que también dejase de fumar y de beber. Su fama de sanador ha hecho que muchas personas de todo el país se acerquen a pedirle ayuda.